Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Día del libro

Jose Luis Corral invita a leer y a amar la vida, la cultura y la libertad, en Zaragoza

El Premio de las Letras Aragonesas de 2017 fue el pregonero de una Feria del Libro que repite en la plaza del Pilar. Sergio del Molino, emocionado, recuerda que Huesca es la ciudad del cine y que lleva la cultura por bandera.


"Más que un sector, somos la familia del libro. Creo que estamos mejor que nunca", decía César Muñío, responsable de Copeli, en un discurso "no breve, sino fulgurante", antes de dar paso al "pregonero de lujo" José Luis Corral, Premio de las Letras Aragonesas de 2017. El autor de ‘Batallador’, realizó un paseo previo por las casetas con el director general del Departamento de Cultura, Nacho Escuín, Fernando Rivarés, concejal de Cultura y Hacienda del Ayuntamiento de Zaragoza, entre otras autoridades.

La sensación de satisfacción e incluso de felicidad era plausible: había ambiente, ilusión, ganas de encontrarse con los lectores en un enclave "íntimo, acogedor. Parece que al final hemos dado con la tecla y que nos hemos entendido todos: los editores, los libreros y las instituciones", se oía en varias casetas. Entre los primeros invitados, Lara Siscar firmaba ‘Flores negras’ (Plaza & Janés) y Agustín Fernández Mallo conversó con Juan Bolea sobre su novela ‘Trilogía de la guerra’ (Premio Biblioteca Breve, 2018).

Corral anunció, durante el paseo, que iba a hablar del origen de los libros, desde el egipcio Toth y los ‘Diálogos’ de Platón a algunos autores aragoneses, entre ellos Braulio Foz, que dijo que "bajo este cielo de Aragón, que es Zaragoza, se iría vivir toda la vida", y María Moliner. Tras referir que Platón sostenía que "el lenguaje era una habilidad de los humanos", recordó que el irónico Marcial decía que la escritura era una experiencia "extraordinaria, única e irrepetible" y que los libros contenían "memoria, sabiduría y libertad". Otra frase: "El libro destinado a la inmortalidad debe tener genio".

En su avance por la historia, Corral citó a Avempace, Ibn Paquda, Pedro Alfonso y Gracián, quien apreció que los libros son el mejor antídoto contra la barbarie. A Braulio Foz le gustaban los volúmenes de historia y las fábulas. Acabó con la filóloga María Moliner y dijo que "suscribo con ella que la educación es la base del progreso y consideraba que leer es un derecho incluso espiritual", y aludió a la actriz Luisa Gavasa.

En su vindicación de la libertad, recordó a autores que padecieron muerte, castigo o exilio como los místicos Miguel Servet, quemado en Ginebra, y Miguel de Molinos, encadenado en Roma, Jarnés y Sender. Se preguntó qué iba a pasar, en alusión al futuro y al presente convulso de estos días: "Soy historiador, no futurólogo, pero sí creo firmemente que el futuro solo será mejor con más y mejor educación, con más y mejor cultura, con más y mayor libertad". Añadió: "‘El libro de Toth contenía toda la sabiduría de la humanidad. Ahora carecemos de ese libro maravilloso, pero tenemos otros muchos que nos hacen soñar, reír imaginar, pensar, creer, amar, disfrutar, sentir, palpitar... Libros que nos hacen libres. Os invito a que viváis la Feria de Zaragoza, a que leáis los libros, a que améis la vida, la cultura y la libertad".

La capital de la cultura

El escritor Sergio del Molino fue el pregonero de la XXXV Feria del Libro de Huesca. Tras bromear con el ascenso del equipo de fútbol a la Primera División, destacó el compromiso de la ciudad con la cultura así como la implicación de los oscenses con este certamen, que por quinto año se celebra en la plaza de López Allué. Allí firmó, de pie, ejemplares de sus libros ‘La España vacía’ y ‘La mirada de los peces’ y conversó con sus lectores.

En esta edición, se ha colocado en la plaza una gran carpa, que protegerá a los visitantes del sol y de la lluvia durante las actuaciones programadas hasta el próximo día 10, compartiendo ese fin de semana protagonismo con el Festival de Cine. Pendientes de las nubes estuvieron quienes se acercaron a la inauguración de la feria, que cuenta con una veintena de casetas. Bajo un entoldado, los niños de los clubes de lectura ‘Come Libros’ y ‘Planeta Lector’ de las bibliotecas municipales animaron a leer con ‘recetas médicas’ y frases para pensar contenidas en títulos infantiles.

El presidente de la Asociación Provincial de Librerías, Víctor Castillón, señaló que la implicación de la ciudad con este certamen es lo que le proporciona "la magia y la chispa que la hace distinta". Recordó a varios de los autores que han pasado por la feria oscense y, entre ellos, al recientemente fallecido Ramón Gil Novales, Premio de las Letras Aragonesas e Hijo Predilecto de Huesca. También tuvo palabras para dos libreros desaparecidos: Javier Valero y Perico Estaún.

Castillón apuntó su desacuerdo con los augurios de Mike Shatzkin, analista del mercado editorial, sobre la desaparición del libro impreso para dentro de 20 años. En este sentido, hizo un llamamiento a los oscenses para compren en la librerías, en los pequeños comercios de la ciudad.

La feria abrirá este sábado sus puertas a las 12.00 con un concierto de la Cantoría del Coso. Se presentarán varios libros por la mañana y a las 18.30 habrá un cuenta cuentos a cargo de María Pilar Pera y Ana Pallaruelo, autoras de ‘Sin púas no hay erizo’. Entre otros, firmarán libros Enrique Satué, Óscar Buil y Víctor Casanova.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo