Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Tendencias

¿Conoces la cultura 'trash'?

Los perfiles que mezclan el movimiento 'vaporwave', el trap o la sátira política proliferan en las redes sociales, donde seducen a base de colores pasteles, estatuas clásicas o la estética propia de los orígenes de internet.

N. L. V. 14/05/2018 a las 05:00
La cultura 'trash' en las redes sociales.

El movimiento ‘vaporwave’ es un fenómeno artístico que mezcla géneros musicales como el trap, el seapunk, el witch house, el chillwave, el smooth jazz, el funk, el new age o el electropop, recortando partes de canciones con el uso de sintetizadores, bajándoles el tempo y el ritmo, y repitiéndolos una y otra vez hasta formar una composición lenta, pero genuina, que no deja indiferente a nadie.

Probablemente no lo conozcas porque sus promotores no pretenden llegar a un público amplio. De hecho, una de sus principales características es que sus canciones cuentan con una idiosincrasia radicalmente opuesta a todas las variantes musicales conocidas anteriormente, siendo algunos de sus principales referentes Vektroid, Macross 82-89 o, aquí en España, Pedro Ladroga.

La psicodelia, la estética vintage, la voz gruesa y sumergida y su ritmo musical característico producen una especie de efecto alucinógeno, dando lugar a productos que parecen de hace varias décadas en muchos casos. Un resultado que es fruto de una recontextualización de la música, en la que se mezcla nostalgia, tecnología y la repetición hasta dar un sentido de ‘realidad distorsionada’. Una repetición que crea un estado de ‘trance escapista’ al mundo material y comercial, una de las claves de su éxito.

Esta corriente se ha convertido ya en un fenómeno global que ha logrado incluir otras ramas artísticas como la fotografía, el collage, memes, gifs, vídeos, ropa y moda, lo cual se conoce como ‘aesthetic’.

No obstante, y a pesar de que cuenta con una narrativa anticonsumista, no busca combatir el desasosiego que causa la pérdida de certezas de los miembros de las sociedades contemporáneas, sino que les instala en una especie de parálisis nostálgica. El ‘vaporwave’ sería como la nube donde descansa el ‘nihilismo millennial’.

Asimismo, es un movimiento íntimamente relacionado con el trap, igualmente en auge, y con el que conecta de forma extraordinaria gracias a que comparte su espontaneidad, que ambos son nativos digitales, desalentadores y que apelan a una generación que fabrica su identidad en el ‘underground’.

Una reacción al buen gusto con tirón en las redes

La cultura ‘trash’ es el todo que engloba estos elementos. Una corriente artística considerada como una reacción ante el buen gusto predominante en la mayoría de los productos ‘mainstream’ de la cultura popular. Lo ‘trash’ son productos de la modernidad autocatalogados como basura, basados en muchas ocasiones en obras clásicas del pasado y que están presentes en ámbitos como la televisión, la comida rápida, los medios de comunicación, la música popular, las películas, la prensa rosa, los cómics o los dibujos animados.

El mal gusto y la vulgaridad son sus principales señas de identidad, y su capacidad de estimulación a numerosos sectores del público es apabullante. La concepción de la civilización como una horda consumista tiene ahí un papel fundamental. Relacionada en sus orígenes con las clases sociales más bajas, el fenómeno ha abarcado una gama más amplia extendiendo su campo de acción últimamente.

Todos estos ingredientes están atrayendo a cada vez más adeptos. Su tendencia al alza se está viendo reflejada en cuadros, exposiciones, trabajos audiovisuales o redes sociales, donde se recogen multitud de originales imágenes que lo fomentan y le dan forma, a la par que seducen a miles de seguidores con los colores pasteles, el uso de bustos y estatuas clásicas o la estética propia de los orígenes de internet.

‘Grey Trash’ es uno de los exponentes del 'vaporwave' en las redes. Con más de 10.000 seguidores en su Facebook y más de 5.000 en su Instagram, expone imágenes en las que mezcla el arte, la sátira, la actualidad y el trap. Elevando al máximo exponente el objetivo de convertir la 'basura política' en ingeniosas creaciones, diseña pósteres futuristas de propaganda política, 'collages' audiovisuales u odas a los oscuros personajes españoles del ‘ladrillazo’.

Un sujeto que viaja al futuro con unas composiciones que exageran la realidad actual previendo un horizonte bonito estéticamente pero no por ello menos enfangado. "Grey Trash nace con la pretensión de españolizar ciertos elementos de la cultura ‘vaporwave’. Sobre todo, en lo que se refiere a la propaganda electoral, hago un diagnóstico de cómo está funcionando el marketing político a día de hoy y practico una hipérbole que se proyecta a 20, 30 o 40 años vista", afirma.

Imágenes como la de Albert Rivera caracterizado de ‘macarra’, Mariano Rajoy como integrante septuagenario de la tribu urbana de los emo o un Pablo Iglesias totalmente imbuido en el género forman parte de este mundo. "Los políticos cada vez se esfuerzan más por parecerse a su electorado y, en ese esfuerzo, pecan de excesivos". "Entonces —prosigue—, lo que hago es llevar al futuro esos discursos que, en aras de verse reflejados en las actitudes de sus votantes, llegan a estos extremos delirantes que, aunque muestren a los políticos de esta guisa, eso no va a evitar que la gente los siga votando. Esto es debido a que, en el fondo, la sociedad del futuro se va a sentir identificada con ese sentimiento de ‘macarrismo’ de Rivera o con un Rajoy cabizbajo, introvertido y con tendencia a la depresión", indica Grey Trash.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo