Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Zaragoza, la segunda provincia española con más edificios en la Lista Roja del Patrimonio

Con 35 monumentos incluidos, en su mayor parte fuera de la capital, solo la supera León, con 48. Huesca, con 31 bienes amenazados, ocupa el cuarto puesto, empatada con Soria y Badajoz.

Monasterio de Santa Fe. Importante edificio barroco, declarado Monumento Nacional en 1979, ha sido objeto de  obras de restauración parciales. La Asociación Monasterio de Santa Fe desarrolla distintas actividades para lograr su recuperación total.
Monasterio de Santa Fe. Importante edificio barroco, declarado Monumento Nacional en 1979, ha sido objeto de obras de restauración parciales. La Asociación Monasterio de Santa Fe desarrolla distintas actividades para lograr su recuperación total.
Oliver Duch

La Lista Roja del Patrimonio Español cumple 10 años de existencia y Aragón no abandona los puestos de sonrojo. Zaragoza es la segunda provincia con más monumentos incluidos (35, superada por León, con 48).Y Huesca ocupa el cuarto puesto, con 31 monumentos en peligro, aunque ha mejorado un poco porque algunos de los que estaban en la Lista Roja hace unos años han pasado a la Verde tras su restauración. Teruel, con cinco, está en la parte baja de la tabla. "La nómina no es exhaustiva, no es una radiografía del estado de salud del patrimonio en un ámbito geográfico determinado –señala Víctor Antona, del comité científico de Hispania Nostra, asociación que regula la Lista–. Pero sí es un fiel reflejo de una demanda social y el escaparate del compromiso de un pueblo con sus monumentos".

Cinco especialistas, respaldados por una amplia red de corresponsales en toda España, estudian cada propuesta de inclusión después de recabar todo tipo de información directa e indirecta. En la actualidad hay unos 650 bienes incluidos y se han desechado algo más de un centenar de solicitudes. "No es un trabajo científico, pero sí es útil para detectar tendencias. A nosotros nos ha servido para constatar dos problemas graves en la conservación del patrimonio histórico: la despoblación (a veces un simple canalón evita un derrumbe) y el abismo que separa los bienes de titularidad pública de los privados. El abandono y el deterioro de los monumentos desamortizados es tremendo".

Historiadoras del arte como Pilar Poblador, especialista en gestión del patrimonio, llevan mucho tiempo denunciando "la falta de sensibilidad con nuestro patrimonio a todos los niveles". "Las instituciones alegan que no hay dinero para todo, y es cierto; como también lo es que en Aragón sufrimos una despoblación tremenda –asegura–. Pero eso no explica por qué cuando hay alguna iniciativa privada para restaurar un monumento esta no se apoya lo suficiente". En cualquier caso, a su juicio lo más importante es la difusión. "Es un lugar común, sí; pero no se valora aquello de lo que se desconoce su importancia. Y por eso a veces descubres que el 1% cultural se ha empleado en una escultura actual para una autopista y no en restaurar un monumento importante que está al lado".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión