Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Talento y tecnología aragonesa en el teatro más rompedor del Matadero de Madrid

Nº0collective, donde participan los aragoneses Julián Fuentes y Néstor Lizalde, abre su investigación escénica al público madrileño, aunque la obra definitiva no se estrenará hasta el mes de septiembre en el festival Zaragoza Escena.

Momentos de la obra
Momentos de la obra

Talento y tecnología de Aragón al servicio de las nuevas propuestas narrativas y escénicas del teatro más vanguardista y rompedor. Contar historias con el teatro como medio de expresión que incluyan el tipo de soportes tecnológicos que plantean los nuevos medios. El artista aragonés de nuevos medios Néstor Lizalde, con la ayuda de ETOPIA, Centro de Arte y Tecnología, ha elaborado una máquina de 450 kilogramos de peso y 400 lámparas de gas, que controla a través de un software, y que interactúa en el escenario con el elenco de actores de la exitosa obra ‘Cuando deje de llover’, que dirige el zaragozano Julián Fuentes.

Los dos artistas aragoneses forman junto al dramaturgo y guionista australiano, Andrew Bovell, el Nº0collective, un grupo que está llevando a cabo un trabajo de investigación narrativa y artística que compartirá con el público y podrá verse a partir de este jueves 19 de abril y durante tres días en las Naves del Matadero madrileño. Aunque a pesar de este estreno, la obra de teatro “definitiva”, por decirlo así, no se estrenará hasta el próximo mes de septiembre en el festival Zaragoza Escena.

Nº0collective, en fin, reúne a un grupo de inconformistas, provenientes de distintos ámbitos de la creación contemporánea, dispuestos a experimentar con los nuevos lenguajes. El proyecto, desarrollado en residencia en Naves Matadero, se articula en torno a la idea de la colectividad en el mundo contemporáneo.

El proyecto, que se encuentra  “finalizando su etapa de investigación antes de entrar de lleno en la de producción”, según explica Julián Fuentes, y en el que ya se han invertido  40.000 euros, comenzó en diciembre del pasado año y está siendo coproducido por el Patronato Municipal de las artes escénicas y de la imagen del Ayuntamiento de Zaragoza, la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento, las Naves del Matadero de Madrid y cuenta igualmente con la ayuda del gobierno australiano.

 “Es un espectáculo maravilloso, apabullante”, asegura el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, “y lo más importante para Zaragoza es que dijimos que había que poner todos los recursos disponibles en manos de creadores y por eso el gran centro de producción artística que ya es ETOPIA o el Patronato de Cultura de artes escénicas están en manos de este proyecto porque los teatros públicos, como dijimos, ya no tienen que ser solo un centro de exhibición sino centros de apoyo a creadores y hemos apostado por unos cuantos, por todos los nuestros, como alguien tan reconocido a nivel internacional como Julián Fuentes. Esto no va de cheques sino de poner todos los recursos existentes a disposición de los creadores”.

Rivarés explica que en este proyecto “quisimos poner todos los instrumentos y lenguajes disponibles del siglo XXI, que es lo que Julián propuso, con los recursos de ETOPIA y los del teatro Principal, junto con los de Naves del Matadero, en sus manos por lo que la evolución del proyecto se va a ver aquí en Madrid ahora y se estrenará en Zaragoza, en el teatro Principal, en el Festival Internacional de Artes Escénicas, Zaragoza Escena en septiembre. Ellos crean y Zaragoza se lo agradece y pone en sus manos todos los recursos disponibles en unos proyectos a partir de los cuales estamos seguros de que vamos a descubrir públicos nuevos, públicos que no han descubierto hasta ahora lo importante que va a ser en su vida el teatro”. En la presentación de esta muestra del trabajo de Nº0collective en Madrid también estuvieron presentes, además de Fuentes, Lizalde y Rivarés, Mariano Salvador, director gerente de la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento, y el de Naves del Matadero de Madrid, Mateo Feijoo.

Una máquina de 450 kilos, hecha de aluminio y lámparas de gas cuelga en el escenario. Este artefacto, realizado pieza a pieza por Néstor Lizalde, genera contenidos lumínicos y sonoros en tiempo real y marca la estructura narrativa de Nº 0, interpretada por Borja Maestre, Consuelo Trujillo, Jorge Muriel y Pilar Gómez, y dirigida por Julián Fuentes (elenco de la exitosa obra Cuando deje de llover). De esta forma la dramaturgia del guionista australiano Andrew Bovell y la corporalidad de actores y actrices están en perfecta simbiosis con la máquina, emulando nuestra vida y los dispositivos tecnológicos con los que nos rodeamos. Las conexiones entre ambas disciplinas es lo que busca en esta muestra al público (work in progress) Nº0collective.

“Es un proyecto que llevamos trabajando desde el año pasado, cuenta Julián Fuentes, y en el que investigamos sobre numerosos aspectos, hablamos del futuro, también del presente, del pasado… Y hemos comenzado a crear un espectáculo desde cero y ahora nos encontramos acabando el trabajo de investigación y luego nos lanzaremos al proyecto de producción. O sea que lo que vamos a mostrar ahora son las conclusiones del trabajo de investigación que hemos realizado sobre los temas en los que hemos profundizado, en colaboración con ‘la máquina’ de Néstor Lizalde, que es impresionante, y ahora aunamos todas las partes que han ido configurando el proyecto: tecnología, actores, sonido, luces…”.

Fuentes dice que su propuesta escénica es “una mezcla de lenguajes porque el proyecto consiste en no separar las artes visuales de performance, danza… más asociados con un lenguaje físico, sin texto, y los lenguajes textales, que no suelen permear con las nuevas tecnologías, con un lenguaje más visual. Es una obra híbrida, nosotros no sabemos muy bien todavía qué es lo que estamos haciendo, pero hermoso es”, asegura. “Una obra que apele al mestizaje, a distintos públicos, desde el del teatro más tradicional al de los jóvenes de la era digital y que provoque un diálogo”.

Una propuesta escénica, en fin, en la que Nº0collective, según explica en su manifiesto, comenzó el camino "con la dualidad inconsciente de tecnología/mundo natural, hablamos del dark web, hablamos de Medievo y la nave de los locos. Mitos contemporáneos y clásicos, las plantas, nuestro conflicto civil reciente y los conflictos sociales actuales en los que estamos inmersos: la vergüenza como emblema de una historia universal y particular. Solo sabemos dos cosas, y nos parecen suficientes: trabajamos sobre la mutación: tecnológica, humana, vegetal. Y nos atrapa el concepto de que las posiciones enfrentadas y antagónicas no son, ya, posibles. El mundo demanda la intervención de un tercer impulso entre dos fuerzas en perpetuo combate. Esa tercera idea, es lo que perseguimos con tenacidad, con el lenguaje como código y la tecnología como magia".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión