Ocio y Cultura
Suscríbete

Fito Cabrales: "Los músicos estaríamos de gira toda la vida"

Nacido en Bilbao hace 51 años, actúa este viernes con sus Fitipaldis en el pabellón Príncipe Felipe (21.00). Muchachito será telonero y Amaral, invitados.

Fito Cabrales regresa este viernes a Zaragoza.
Fito Cabrales regresa este viernes a Zaragoza.
Javier Salas

Veinte años de carrera, veinticuatro ciudades en concierto… Si no son más, porque usted acostumbra a alargar las giras…

Si fuera una condena, sería eterna, pero en este caso se han pasado volando. ¡Fíjate que hasta tuvieron que llamar del sello para avisar de la efeméride! Y claro, algo había que hacer… El recopilatorio no lo tenía en la cabeza, pero al final se convirtió en una caja muy bonita, un regalo inesperado para mí, ahora que andaba tratando de avanzar con mi próximo disco. No voy a extender más la gira, el final de junio es el límite porque quiero dedicar todo el verano a trabajar en las canciones nuevas… Pero sí, es verdad, los músicos estaríamos de gira toda la vida.

Con su pareja y su hija pequeña en caravana, las giras son otras. ¿Mejores?

Es un lujo para mí. A ver, llevo treinta años en la profesión si sumas los diez con Platero, y al principio solo piensas en la fiesta; está muy bien, pero ahora valoras otras cosas. Para mi pequeña, que tiene 3 años, es una experiencia increíble, muy saludable, y la verdad es que pienso en cómo lo haremos dentro de unos años para que la siga experimentando, y la pueda compatibilizar con la escuela y con lo que vive día a día en el pueblo. Su madre trabaja conmigo en la gira, y contamos con otra persona para cuidar a la peque cuando estamos los dos en trabajo. Cuando vuelves a casa del sube y baja de las giras es un choque fuerte, pero aquí nos cansamos a la vez, y el cansancio nos une como familia.

¿Sigue escuchando a su productor, compañero de banda y amigo Carlos Raya como a un oráculo personal en temas profesionales?

Lo que dice Carlos Raya es lo que suelo hacer. Esta gira tenía que ser corta para volver a la creación pronto, sin quemarnos en una gira larga que nos sacara del proyecto nuevo. Sigo componiendo en casa, aún no hemos pasado a trabajar en estudio.

Las guitarras son parte de la familia. ‘Basurillas’, que nació azul y ahora es más bien verde, le saca un par de años.

Sí, es del 64, ahí sigue conmigo. Llevamos muchas guitarras, más de la necesarias. Carlos Raya aún es peor que yo. Somos enfermos por apasionamiento. Cuando vas por ahí y encuentras algo bonito, ya sea guitarra o ‘ampli’, aquí al lado o en Nueva York, te dicen de un tipo que tiene una joya y que quizá la venda… Bueno, ya sabes, yo no soy guitarrista, pero sin guitarra no hay rock, dependo de ella. Empecé en la música por Rosendo, por Gallagher, gente así.

Dicen en su entorno que usted es capaz de salir corriendo a donde sea para ver un buen concierto…

Ya lo creo. Me entusiasmo cuando encuentro algo especial. En los últimos meses destaco dos, un bolo de Eric Gales en el Zentral de Pamplona y otro en tu ciudad, en el Festival de Jazz de Zaragoza antes de Navidad: vine con mi bajista Boli a ver a Cory Henry. Las dos noches fueron como estar en el cielo, o mejor aún, en un planeta que merece la pena. Te cargas de energía, los directos así alimentan, te renuevan cuando aceleran y frenan, se trata de llorar y gozar y llegar al éxtasis. Ojalá a mucha gente le suceda lo mismo con los nuestros.

Usted es muy de Bilbao. ¿Cumple los clichés, desde el ‘centromundismo’ al orgullo gastronómico?

Nací en Bilbao, sí, y llevo catorce años en Guernica, el nivel es alto cuando se trata de mimar el paladar. Siempre que alguien me pregunta dónde puede comer bien en el pueblo digo que en cualquier farmacia, y es que allí donde vayas, comes bien. No es hacer patria, es que es verdad. Así como muchos vamos al sur a por sol, muchos vienen al norte a por un buen plato. Soy muy de cuchara, de alubias... y de chuletón también. Y cocino, porque me enseñó mi madre; no para montar un restaurante, pero no vas a pasar hambre si vienes a casa.

¿También es del Athletic? Porque eso trasciende lo futbolero…

Aquí, según naces, ya eres del Athletic, es algo que nos representa. No me va mucho el fútbol, pero sí disfruto de un buen partido, como de las motos o un buen libro.

Fito Cabrales no parece muy de frases lapidarias o reflexiones proactivas. ¿Hay alguna, no obstante, que le defina?

Aunque suene algo gilipollas así dicho, creo en querer a la gente, estar agradecido de seguir vivo, cuidar lo que tenemos, pensar siempre que todo va mejor de lo que parece, aunque sé que es complicado. Trato de ver el lado bueno más allá de lo que dicen los telediarios. Y oye, me encuentro gente increíble a diario…

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión