Despliega el menú
Ocio y Cultura

'El cardenal Don Luis de Borbón y Vallabriga', recién restaurado, se expone en Zaragoza

El cuadro, conservado en el Prado, protagoniza una exposición en el Museo Goya Colección Ibercaja. La muestra, que incluye otros dos retratos del artista de Fuendetodos, se puede visitar hasta el 27 de mayo.

Presentación de la exposición  "Goya y la familia Borbón- Vallabriga", este jueves en el Museo Goya.
Presentación de la exposición "Goya y la familia Borbón- Vallabriga", este jueves en el Museo Goya.
Ibercaja

El retrato ‘El cardenal Don Luis de Borbón y Vallabriga’ preside la última exposición del Museo Goya Colección Ibercaja de Zaragoza: ‘Goya y la familia Borbón-Vallabriga’. El cuadro, pintado por el artista de Fuendetodos hacia 1800, ha sido restaurado y cedido temporalmente por el Museo del Prado, y se expondrá acompañado de un retrato de su madre, zaragozana, ‘Teresa de Vallabriga y Rozas’, y otro de ‘Luis María de Borbón’, de niño, prestado por el Museo de Zaragoza. La muestra, de marcado carácter didáctico, la completan una reproducción en vinilo de la obra ‘La familia de Don Luis de Borbón’, en propiedad de la Fundación Magnani-Rocca; un árbol genealógico de los Borbón-Vallabriga, familia mecenas del pintor, y un cronograma que los relaciona con los acontecimientos de la España de 1730 a 1830.

A las tres pinturas las acompañan unos textos que explicitan la vinculación del artista con la familia y, en especial, con Teresa de Vallabriga, con la que tuvo una gran conexión. "Les profesó un sincero cariño y reconocimiento. En los cuadros, vemos cómo Goya representa el alma de una época", ha explicado este jueves la comisaria de la muestra y responsable del Programa de Educación y Cultura de Ibercaja, Magdalena Lasala.

Un acuerdo con el pintor

"Los retratos son siempre un acuerdo entre el pintor y el retratado", ha apuntado la especialista en Goya del Museo del Prado Manuela Mena. "El cardenal Don Luis se presenta como una figura austera, seguramente porque así es como quiere ser retratado", ha añadido. Mena ha indicado, sobre el "enorme espacio negro alrededor del clérigo", que es así "como Goya lo había pensado, con ese entorno velazqueño, que magnifica su presencia y, al mismo tiempo, su humildad".

El artista trabajó con apenas tres pigmentos: el rojo, el negro y el blanco. "Esto es un prodigio. Los retratos suelen ser aburridísimos, imposibles de observar durante más de un minuto. Sin embargo, en estos cuadros podemos estar aprendiendo de Goya y de su técnica asombrosa mucho tiempo", ha subrayado.

Un genio que sirve de espejo

El director general de la Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo, ha afirmado que "el sueño de convertir a este museo en un espacio de referencia se ha cumplido. Es la casa de Goya en Aragón, de un artista que sirve de espejo para muchos jóvenes creadores aragoneses". Lasala ha destacado que, a través de visitas guiadas, la exposición "pone en valor la riqueza histórica y cultural de Goya y homenajea a Teresa de Vallabriga", quien, con su título, dio nombre al Patio de la Infanta de Zaragoza, en el que vivió sus últimos años.

La exposición se podrá visitar hasta el día 27 de mayo, cuando ‘El cardenal Don Luis de Borbón’ y ‘Teresa de Vallabriga y Rozas’ viajarán al Museo del Prado, y ‘Luis María de Borbón’ regresará al Museo de Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios