Despliega el menú
Ocio y Cultura

La despoblación como argumento literario

Comuniter, Albada y el librero Octavio Serret convocan un concurso nacional de relatos sobre el mundo rural y su regresión demográfica.

Dos entidades aragonesas, la editorial Comuniter y la tertulia Albada, y el librero de Valderrobres (Teruel) Octavio Serret se han empeñado en visualizar en el campo de la literatura el problema de la despoblación, que amenaza el futuro de Aragón y de buena parte de la España interior. Convocan, conjuntamente, el concurso de relatos de ámbito nacional Terra Vacua dedicado a esta temática. El premio consistirá en la publicación de un cuidado libro con las narraciones de los finalistas, además de una recompensa en metálico de 750 euros para el ganador.

Las bases ya son una auténtica declaración de intenciones más allá de la creación literaria. Señalan que el propósito del premio es "denunciar, hablar y ayudar a buscar soluciones y ponerles nombre y apellidos a las personas, a los problemas, a las gentes, a los pueblos de media España".

Los concursantes, que deberán centrar sus tramas en el mundo rural, pueden presentar sus trabajos hasta el próximo 15 de abril. La extensión no deberá superar los 13.000 caracteres, incluidos los espacios en blanco.

Octavio Serret, que desarrolla su trabajo en una comarca seriamente amenazada por la despoblación como todas las de la provincia de Teruel, el Matarraña, se apuntó convencido a la iniciativa de Terra Vacua. "Hay que hablar de la despoblación y dar a conocer en todos los ámbitos este grave problema", explicó. Además, se plantea esta iniciativa como una fórmula de animar a jóvenes escritores a iniciarse en la edición. También le sirve para entrar en contacto con autores y para hacer del proyecto "una fiesta" del libro y del medio rural.

Un asunto inspirador

Serret explicó que la literatura es un medio perfecto para trasladar al gran público los problemas derivados del desplome demográfico del interior peninsular. Recuerda, no obstante, que este fenómeno ya ha dado lugar a grandes obras en los últimos tiempos, como ‘La lluvia amarilla’, de Julio Llamazares; ‘El disputado voto del señor Cayo’, de Miguel Delibes; o ‘El fragor del agua’, de José Giménez Corbatón. O más recientemente, ‘La España vacía’, de Sergio del Molino, y ‘Los últimos’, de Paco Cerdá. Resalta también la colaboración de Antón Castro, un escritor que, además de localizar parte de su obra en el despoblado Maestrazgo, se ha implicado personalmente en el concurso y que se encargará de su presentación pública el próximo 3 de marzo en el hotel La Torre del Visco, de Fuentespalda.

Los promotores del concurso alertan en las bases de que quieren aportar su grano de arena para que la lacra de la despoblación no acabe convirtiendo "en un erial a medio país". Los relatos deberán servir para "poner cara" al problema de los "miles de pueblos que se van quedando sin gente", una amenaza que va más lejos de los números y las estadísticas. El segundo premio está dotado con 350 euros y habrá un galardón especial Serret, consistente en una estancia de fin de semana en uno de los hoteles con encanto del Matarraña.

Etiquetas
Comentarios