Despliega el menú
Ocio y Cultura

Las antiguas butacas del Teatro Principal saldrán a la venta por 225 euros la unidad

El Ayuntamiento ultima los pliegos de condiciones y anuncia que se quedará 27 asientos de los diseñados hace 78 años por Simón Loscertales.

Las butacas que Loscertales diseñó en 1940 ahora se guardan en una nave.
Las antiguas butacas del Teatro Principal saldrán a la venta por 225 euros la unidad
O. Duch

Tras varias semanas estudiando si debían sacarse a subasta o protagonizar una venta pública –incluso se hicieron estudios jurídicos–, el Ayuntamiento de Zaragoza se ha decidido finalmente por esta última opción para las antiguas butacas del Teatro Principal, que se han tasado por primera vez y cuyo precio se ha fijado en 225 euros la unidad. El responsable de Cultura, Fernando Rivarés, anunció ayer que el Consistorio está ultimando los pliegos de condiciones para vender los antiguos asientos que datan del año 1940 y fueron diseñados por Simón Loscertales Bona.

En total se venderán 374 de las más de 400 que hasta hace unos meses daban acomodo a los espectadores del Teatro Principal. Eso sí, solo dos butacas se venderán de forma individualizada y el resto se ofertarán por bloques, dado que al desmontar los asientos se procuró conservarlos de la forma más íntegra posible y había filas en las que varias sillas compartían los brazos y eran imposibles de serrar. Así, se venderán hasta 21 ‘ristras’ de diez asientos, cinco de once e, incluso, tres lotes de doce butacas conjuntas. Los compradores, por tanto, tendrán que tener espacio suficiente en sus casas u oficinas porque, teniendo en cuenta que cada asiento mide 48 centímetros, las citadas opciones suman sus buenos cinco metros y pico de largo.

Una nave de alquiler

El concejal Rivarés explicó que se intentará que solo haya un grupo por persona interesada, de forma que puedan optar a comprar asientos el máximo número de interesados posibles. También auguró que, si hay más demanda que oferta, habrá que hacer un sorteo. Aunque no dio una fecha fija para el inicio de la venta, el responsable de Cultura sí informó de que podría iniciarse «en una o dos semanas», cuando el servicio de contratación concluya los pliegos y estos se publiquen en el perfil del contratante de la web municipal. Habrá entonces un breve plazo para que se inscriban los interesados en hacerse con las butacas, de las que el Consistorio se quedará, al menos, 27. En concreto, el Patronato de Artes Escénicas ‘retendrᒠdiez asientos, mientras que el área de Patrimonio también prevé quedarse con 17.

Rivarés ofreció ayer esta información en la comisión de Economía y Cultura, después de que la portavoz de Ciudadanos, Sara Fernández, le preguntara si ZEC había tomado ya alguna decisión respecto al futuro de las antiguas butacas. Fernández, además, urgió a que la venta se hiciera cuanto antes tanto por la gran expectación ciudadana que ha despertado, así como por el estado de conservación de las butacas y por el hecho de que actualmente se guardan en una nave de alquiler, con el consecuente gasto para las arcas municipales.

El pasado mes de octubre y 218.133 euros mediante, el Principal estrenó butacas –más modernas y cómodas, justificó el Ayuntamiento– en detrimento de las sillas del diseñador zaragozano Loscertales, uno de los mejores artistas del mueble del pasado siglo XX. La platea se vio reducida de 401 localidades a 362, dado que los nuevos asientos de la empresa Figueras Seating Solutions son un poco más anchos.

Aunque el Teatro Principal está declarado Bien Catalogado (no Bien de Interés Cultural), las antiguas butacas están calificadas como un bien mueble, no inmueble, y –por tanto– no están catalogadas. El Ayuntamiento pudo retirarlas sin permisos previos de la Comisión Provincial de Patrimonio.

Etiquetas
Comentarios