Ocio y Cultura

Soraya pone música a la Copa del Rey de baloncesto mientras ultima su nuevo disco

'Qué bonito' será la canción oficial del campeonato de baloncesto.

Soraya Arnelas
María Torres-Solanot/Heraldo

Soraya Arnelas, o Soraya para el común de los mortales que la conocen por su faceta artística, vuelve a la primera línea musical con 'Qué bonito', anticipo de su primer álbum de estudio en 6 años y sintonía de la Copa del Rey de baloncesto con la que rememora sus tiempos como jugadora profesional.

"Lo practiqué desde los 8 hasta los 17 años y en mi última etapa llegué a cobrar por jugar", recuerda la artista en una charla con Efe acerca de su nuevo tema, "un himno de empuje y alegría" compuesto por ella y producido por Rayito (colaborador previo de Ricky Martin, David Bisbal y Shakira, entre otros).

Pocos como ella, por tanto, para comprender los puntos de encuentro entre el deporte y la música. "Además de todos los valores que transmiten, hay que ser siempre muy estricto y profesional y contar con afán de superación", opina Soraya (Valencia de Alcántara, 1982).

Cuando esta extremeña participó en la presentación de la Liga ACB, su representante llamó la atención de los responsables sobre el hecho de que esta competición carecía de sintonía. Así iniciaron una serie de contactos que acabó con 'Qué bonito' como la canción oficial de la Copa del Rey, cuyo videoclip ha sido lanzado este miércoles.

En la letra de 'Qué bonito' queda constancia del momento vital que atraviesa la cantante, que se convirtió en madre recientemente y que ha decidido asumir la composición de sus temas, lo que explica, dice, el largo lapso transcurrido desde "Universe in me" (2013), su último disco de estudio hasta la fecha.

"Encontrar repertorio ajeno es muy fácil si quieres. Pero he llegado al momento de querer hacerlo yo y eso requiere tiempo", comenta la artista, enfrascada además en todo tipo de proyectos, como su participación en la película 'La bola dorada', que se estrena este fin de semana.

En la actualidad compagina actuaciones (estará por ejemplo en el Carnaval de Gran Canaria) con la preparación de su próximo disco, que publicará en 2019 e incluirá solo temas en español.

"Se me verá de una forma más cercana, porque son historias mías, con una tónica muy similar a 'Qué bonito'. Ya está cerrado el número de canciones y ahora mismo estoy trabajando en las melodías y en la instrumentación", anticipa.

Atrás queda su paso por la electrónica de manos de productores como el francés Antoine Clamaran. "Es algo del pasado. Actualmente estoy en otra etapa musical, lo que no quiere decir que dentro del disco no haya algún toque así o temas bailables, pero más cerca del pop orgánico", cuenta.

También su voz ha cambiado o, al menos, su manera de cantar. "Desde hacía años quería hacerlo con un tono más suave, más grave, porque llega más. Me he llegado de cansar de utilizar muchos agudos y prefiero interpretar de una manera más íntima", explica.

Poco amiga de los consejos, no puede evitar lanzarlos en el caso de los chicos de la actual academia de "Operación Triunfo", toda vez que ella quedó en segundo lugar en la cuarta edición del concurso y unos años más tarde representó a España en Eurovisión, como harán Alfred y Amaia en mayo.

"No se les puede dar consejos porque ellos actúan desde la verdad, que es el amor. Cantan desde una burbuja y eso traspasa la pantalla. Solo les diría que disfruten, que aprovechen la experiencia y que se presenten con profesionalidad", apostilla.

Etiquetas