Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Siete personajes de ficción que están basados en personas reales

Descubre qué figuras están detrás de estos famosos caracteres de la cultura popular.

Algunos de estos personajes han inspirado a los dibujantes de Disney.
Algunos de estos personajes han inspirado a los dibujantes de Disney.
Unsplah

La literatura, el cine y las series están plagadas de figuras que han conquistado el corazón de la audiencia. Muchos de esos personajes de ficción que tanto gustan han sido inspirados en personas reales de las que han tomado parte de su personalidad. Los creadores se han llegado a inspirar tanto en estas figuras que, incluso, han tomado parte de su fisionomía.

 

Úrsula de la Sirenita y Divine. Los dibujantes de Disney vieron en la 'drag queen' de Baltimore,  Divine, el arquetipo perfecto en el que inspirar la imagen de una de la villanas más ‘divinas’ del estudio. Divine era irreverente, su maquillaje marcado y su actitud desafiaba todo lo políticamente correcto. La octópoda villana de la factoría de animación comparte con Divine -Harris Glenn Milstead- su espectacular pelo de punta, sus redondeces y el característico maquillaje.

Shrek y Maurice Tillet. De ellos dos se puede decir que el parecido físico es más que evidente. A pesar de que los diseñadores del simpático ogro de Dreamworks nunca han confirmado esto, muchos consideran que el luchador francés inspiró, al menos en lo físico, a los creadores de Shreck. Tillet fue un niño normal que no poseía ningún tipo de dolencia. Sin embargo, en 1920, tras inflamarse sus extremidades y mandíbula, un médico le diagnosticó acromegalia. Maurice Tillet acabó enrolándose en la Marina Mercante Francesa donde conoció a un luchador que vio en él un gran potencial.

El Zorro y Joaquín Murrieta. El personaje que da origen a la leyenda del famoso bandolero es Joaquín Murrieta Orozco, también conocido como ‘El Patrio’, ‘El Bandido de la Montaña’, ‘El Coyote’, ‘El Bandido sin cabeza’ y ‘El Zorro’. Debido a la creciente 'fiebre del oro', Murrieta se trasladó a California junto con su familia para iniciarse en el oficio de la minería. Sin embargo, por aquel entonces EE. UU. comienza a promulgar leyes con las que se despoja de sus bienes a los pequeños y medianos propietarios mexicanos. Muchos de estos mineros mexicanos, como el propio Murrieta, no tuvieron más remedio que volverse bandoleros para sobrevivir.

Betty Boop y Helen Kane. El creador de este simpático dibujo animado, Max Fleischer, parece que se inspiró en los gestos y los rasgos físicos de la actrices y cantante Helen Kane. Por aquel entonces, Kane era una de las artistas más famosas, pues llenaba las salas de fiestas y espectáculos de moda. En 1932, Kane demandó a la Paramount (empresa que poseía los derechos de explotación del dibujo animado) por haber plagiado a la actriz. Sin embargo, la demanda fue desestimada alegando que el personaje fue inspirado en diversas artistas.

Patrick Bateman y Tom Cruise. Cuando hubo que dar forma al personaje del escritor Bret Easton en la gran pantalla, Christian Bale se inspiró en Tom Cruise. En una ocasión, tras ver el 'Show de Letterman', en el que Tom Cruise era el invitado, Bale se fijó en la mirada de este, fija y sostenida, pero que parecía completamente vacía. Bale tomó esa escena para interpretar al asesino en serie Patrick Bateman.

Indiana Jones e Hiram Bingham. El académico Hiram Bingham fue el verdadero Indiana Jones. Explorador y cazador de tesoros, en 1911, Bingham redescubrió la ciudad del Machu Picchu. Durante la expedición, el arqueólogo tomó miles de fotografías para documentar el trabajo. Las aventuras y el relato de este profesor de la Universidad de Yale inspirarían más adelante la creación de este personaje.

Sherlock Holmes y el Dr. Joseph Bell. El escritor y médico, Conan Doyle, estudiaba medicina en la Univesidad de Edimburgo donde el doctor Joseph Bell impartía clase (entre sus alumnos se encontraba el propio Doyle). En sus clases, el Dr. Bell basaba los diagnósticos en un método muy concreto: la observación. Bell fue capaz de adivinar de qué ciudad provenía uno de sus pacientes con tan solo observar el barro que este portaba en sus botas. Con el tiempo, y debido a estrecheces económicas, Doyle se inspiró en este profesor para perfilar la personalidad del mítico Sherlock Holmes.

- Ir al suplemento de ocio. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión