Despliega el menú
Ocio y Cultura

Gastronomía

Embajadores de la cocina con estrella Michelin

Los cinco restaurantes que tienen esta distinción reciben este honor de la Asociación de Cocineros de Aragón.

La familia de la gastronomía: cocineros, periodistas y galardonados en el restaurante Aura.
Embajadores de la cocina con estrella Michelin
Raquel Labodía

La Asociación de Cocineros de Aragón entregó ayer en el complejo Aura sus distinciones y reconocimientos anuales. Fue una cita especial porque además de reconocer la valía de unos cuantos profesionales, el acto fue algo así como el colofón a una semana en la que se ha conocido que Aragón mantiene sus cinco restaurantes con estrella Michelin.

En la velada participaron los cocineros/propietarios aragoneses de establecimientos que ostentan esta distinción: Rafael Abadía, de Las Torres; Carmelo Bosque, de Lillas Pastia, y Tonino Valiente, de Tatau Bistro, de Huesca; David Pérez y Marisa Barberán, de La Prensa, de Zaragoza, y María José Meda y Sebastián Roselló, de El Batán de Tramacastilla (Teruel).

Todos ellos recibieron el nombramiento de Embajadores de la Gastronomía Aragonesa de la Asociación de Cocineros de Aragón. Como recordó su presidente, Domingo Mancho, el título es más simbólico que ejecutivo. "Y, por supuesto, no lleva aparejado ni sueldo ni embajada", se escuchó en algunos corrillos. "Lo que queremos es destacar su condición de verdaderos embajadores de nuestra gastronomía, su calidad como cocineros y su compromiso con los productos y la cocina de Aragón", apuntó Domingo Mancho.

El nombramiento de embajador gastronómico también lo recibió el chef Alberto Ferruz, que durante la velada recogió el premio especial del Gobierno de Aragón al mejor cocinero aragonés de 2017. Natural de Cariñena y formado en las aulas del instituto de secundaria Miralbueno, en la actualidad dirige en Jávea (Alicante) el rumbo del restaurante Bon Amb, que atesora dos estrellas Michelin.

Alberto se mostró encantado por el doble reconocimiento. "Volver a casa y que te traten así es maravilloso –comentó–, por mi parte solo puedo anunciar el compromiso absoluto en la defensa de la gastronomía aragonesa allí donde esté". De hecho, confesó que lo intenta siempre que puede. Por ejemplo, "recurriendo a productos como el ternasco de Aragón, el agné ibérico o el melocotón de Calanda que ahora tengo en un postre de la carta, pero más que productos me interesa difundir la esencia de una cocina pegada a la tierra como es la aragonesa".

La Asociación de Cocineros incorporó a esta relación de embajadores a los primeros clasificados en el XV Certamen de Cocina y Repostería de Aragón que se celebró en octubre: Toño Rodríguez y Nerea Bescós, del restaurante Saborea (Biescas); Rubén Ríos y Ramón Lapuyade, del Callizo (Aínsa), y Diego Herrero y Jesús García, del Vidoq (Formigal).

El consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, destacó la importancia de estos nombramientos. “Ellos, en buena medida, representan la imagen que tenemos que dar en Aragón como destino turístico vinculado a la excelencia y a la calidad”. En la cena también estuvo el director general de Alimentación, Enrique Novales. Participaron alrededor de 200 comensales, la mayoría cocineros que se pagaron su cubierto. Fue su fiesta y durante la misma se entregaron otras distinciones, además de la de Alberto Ferruz. Octavio Remiro y Félix Sanjuán fueron reconocidos por toda una vida dedicada a la cocina; Toño Rodríguez recibió el premio especial Jamón de Teruel; de David Boldova se destacó su labor al frente del restaurante Novodabo; Víctor Manuel Gallego y Carmen Saiz recibieron los títulos de jóvenes cocineros del año, y a Iván Acedo, de River Hall, se le entregó una mención por "la excelente cocina y trabajo de sala de este restaurante".

También se reconoció a la periodista Adriana Oliveros y a la revista Gastro Aragón en la categoría de información y difusión, y a Tonino Valiente por su labor.

Etiquetas
Comentarios