Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Un libro que une a valencianos y aragoneses

Los representantes institucionales y del Centro Aragonés de Valencia que participaron en la presentación en la Sala de la Corona.

Los representantes institucionales y del Centro Aragonés de Valencia que participaron en la presentación  en la Sala de la Corona.
Los representantes institucionales y del Centro Aragonés de Valencia que participaron en la presentación en la Sala de la Corona.
Oliver Duch

“Hasta en 21 lugares públicos distintos he encontrado la presencia de Nuestra Señora del Pilar en la ciudad de Valencia”. Este dato que ofrece el profesor Carmelo González en el libro ´Aragón en Valencia. 100 años del Centro Aragonés de Valencia`, refleja muy bien que esta Comunidad ha sido a lo largo de siglos una tierra de acogida para muchos aragoneses.

La presentación de este libro se celebró ayer en Zaragoza. Asistieron más de 200 aragoneses afincados en Valencia y el Gobierno de Aragón les cedió para el acto su espacio más emblemático: la Sala de la Corona.

Enseguida quedó claro que esta publicación es mucho más que el relato del centenario del Centro Aragonés de Valencia. Por cierto, el más antiguo de España. La consejera de Derechos Sociales, María Victoria Broto, destacó que, sobre todo, “es una muestra del conocimiento que Aragón ha aportado en este tiempo; del trabajo, el empeño, la tolerancia y la capacidad de diálogo y compromiso que han demostrado los aragoneses”.

Pablo Gómez, organizador del evento y fundador de la peña José Luis Violeta, cifró en 75.000 los aragoneses que hay en Valencia capital y provincia, “la mayoría turolenses”. En el libro se cuenta que los años 60 del siglo pasado fueron los de mayor éxodo, “fundamentalmente a la siderurgia de Sagunto y a Valencia, donde montaron muchas tiendas de comestibles”.

Su autor, José María de Jaime, recordó la figura de paisanos ilustres como José Campo, marqués de Campo. “Sus padres eran de Torrijo y fue una de las grandes fortunas del siglo XIX; durante mucho tiempo quiso comprar el Peñón de Gibraltar para el Gobierno español”. El libro también recoge la historia de Benjamín Guillén, natural de Gúdar (Teruel), fundador junto a su hermano Joaquín de la que hoy en día es la empresa avícola más grande de España. O de Silverio López, de Ultracongelados Silomar, líder en el sector del pescado congelado, que ayer estuvo en Zaragoza.

En su intervención, José María de Jaime lanzó un mensaje muy claro: “Probablemente ha calado la idea de que los centros aragoneses han transmitido una imagen de conservadurismo intelectual, algo que es una falacia y no responde al espíritu de libertad que se ha vivido y se vive en ellos”.

Ricardo Soriano, actual presidente del Centro Aragonés de Valencia, se emocionó al recordar que con esta presentación en Zaragoza se iniciaban los actos de conmemoración que durarán hasta octubre de 2018. En la Sala de la Corona también estuvieron el profesor Eloy Fernández Clemente; José María Arilla, presidente de la Federación de Casas Regionales, y Clara Perales, presidenta de la Casa de la Comunidad Valenciana en Aragón.

La fiesta continuó por la tarde con un concierto conmemorativo en la sala Luis Galve del Auditorio con la presencia de los joteros Nacho del Río y Beatriz Bernad, y de la Coral San Jorge y el Cuadro de Jotas y Escuelas del Centro Aragonés valenciano.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión