Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Maite Pagazaurtundua: "Sin legalidad, en Cataluña no habrá libertad, bienestar y orden"

Su hermano fue asesinado por ETA. Presentó ayer el ‘Libro blanco y negro del terrorismo en Europa’ y dio una conferencia sobre la banda terrorista.

Maite Pagazaurtundua, ayer en la Academia General Militar.
Maite Pagazaurtundua, ayer en la Academia General Militar.
G. Mestre

Acaba de impulsar el ‘Libro blanco y negro del terrorismo en Europa’. ¿Por qué?

Hemos hecho la primera base de datos europea en la que aparecen todas las personas asesinadas por organizaciones terroristas en Europa, entre 2000 y 2016, y las víctimas europeas fuera de Europa. Todos con sus nombres y apellidos y sus circunstancias, como un homenaje. No había nada igual. Se ha trabajado durante un año y, por desgracia, hemos tenido que actualizar los datos en la web. Además, Irene Muñoz ha realizado un estudio comparativo de las legislaciones sobre las víctimas en los países europeos y solo tres tienen una ley específica. Algunos creen que el terrorismo es una catástrofe y ocultan los nombres de las víctimas. En España hemos aprendido en décadas que las víctimas del terrorismo son un factor de prevención de la radicalización violenta y sacan lo mejor de una sociedad.

¿Europa tiene que mejorar en la política antiterrorista?  

Desde los atentados de París se han mejorado los elementos de cooperación e intercambio de información. Se han modificado directivas contra el terrorismo y se pondrán en marcha en septiembre de 2018, pero pueden quedar viejas porque el terrorismo cambia rápidamente. Se reforzó la seguridad y se creó una comisión de terrorismo. Pero la atención a las víctimas es la más débil.

¿Cuántas víctimas de terrorismo han contabilizado?

Desde 2000 a 2016, hubo 1.687. En este año, los datos actualizados llegan hasta 1.771 y de ellos 1.041 se produjeron fuera de Europa.

Dan una batería de ideas contra la plaga de las democracias que está siendo el yihadismo, que se atribuye el 83% de las víctimas.

El fanatismo es muy contagioso y pueden surgir fanáticos de ultraizquierda, de ultraderecha o nacionalistas. Tenemos que saber interpretar estos movimientos e intervenir pronto. El yihadismo ha actuado con mucha fuerza y ha logrado transmitir una ideología tóxica. La comisión especial de terrorismo tiene que ver cómo actuar. Hemos pedido que corrobore los datos de las víctimas. Para el libro nos ayudó que en 2010 se publicase el estudio ‘Vidas rotas’ de Rogelio Alonso, Marcos García y Florencio Domínguez, y se descubrió que del 40% de los atentados sus autores no habían respondido ante la Justicia. Esa revelación también sirve para luchar contra el terrorismo.

¿Europa va a responder ante la falta de apoyo a las víctimas?

Con la directiva que se aplicará en 2018 se creará una oficina europea única que auxilie a las víctimas. Y también habrá un fondo común, para que no haya víctimas de primera y de segunda en cuanto a las indemnizaciones.

Sigue habiendo 300 crímenes de ETA sin resolver, como el de Giménez Abad, cometido con la misma pistola que el asesinato de su hermano.

Muchos han prescrito, pero otros no. Hace falta la presión social ante ETA, ya que la entrega meliflua de las armas no ha servido para nada en este sentido. Tenemos que exigirles que pidan perdón; que vayan a la Justicia y colaboren en la resolución de todos los casos, para que sean juzgados; y que asuman la condena. No se puede olvidar que ETA mató a 23 niños y niñas.

¿Reclamó a Europa claridad frente al referéndum catalán?

Pedimos a Juncker que se posicionara. Para que Europa entendiera lo que pasaba con el referéndum ilegal de Cataluña tradujimos el plan de Pujol, que ha acabado cumpliéndose 30 años después. Cuando se está ante perversos y narcisos que usan a las masas, no hay soluciones perfectas. Nos tocan tiempos complicados que hay que afrontar sin miedo, con mesura y proporcionalidad, para restaurar la legalidad en Cataluña, porque sin ella no hay libertad ni bienestar ni orden ni seguridad económica. No nos podemos despeñar, en un mundo tan competitivo, con esta inseguridad jurídica. A ETA se le ganó con los grandes consensos y la firmeza. Los que están en este golpe posmoderno no deben sentir que van a ganar o a empatar. El Estado tiene poder para ejercerlo y explicarlo. El líder debe serlo; y sin plasma.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión