Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Zaragoza se suma a la moda de las cafeterías 'workplace'

Son pocos pero cada vez más frecuentados y ofrecen un ambiente distendido, una decoración diferente y sobre todo, una wifi muy potente.

El Café Nolasco responde al modelo de 'workplace'.
El Café Nolasco responde al modelo de 'workplace'.
Redes sociales

Poco a poco la capital aragonesa se suma a la moda de grandes ciudades como Madrid o Barcelona en las que convocar reuniones de trabajo o sacar adelante ciertos proyectos en una cafetería es una acción muy habitual. Este tipo de locales, denominados ‘workplace’, proponen un ambiente diferente para aquellos que tan solo necesitan una potente conexión a internet y un lugar cómodo para llevar a cabo su labor profesional.

Existen numerosos ejemplos en la capital aragonesa como el Café Botánico, La Bendita o el Café Nolasco. Precisamente en éste último, ubicado en la calle San Jorge, un día cualquiera entre semana presenta una imagen poco habitual en una cafetería tradicional.

Teléfonos, ordenadores, libretas y un intenso olor a café invaden este espacio en el que el diseño es mucho más que una cuestión estética. “La idea inicial era que la gente estuviera a gusto en el local, que se sintiera como en casa a través de un ambiente, música y espacio muy concretos. Y son precisamente estos ingredientes los que hacen que los clientes decidan que es un buen lugar para trabajar”, explica Iñigo González-Haba, arquitecto del negocio.

La idea es muy clara, ya que el Café Nolasco es “mucho más que un bar”. “Desde nuestra apertura la gente agradeció mucho el que ofreciéramos una buena conexión a internet, mesas grandes y varios espacios amplios para compartir y multitud de enchufes”, añade, una serie de ingredientes que lo convirtieron en el lugar de moda para este perfil de usuarios.

“Cada vez hay más freelance y trabajadores autónomos que van con sus portátiles o tablets y buscan un sitio en el que poder concentrarse”, indica González-Haba. Otra de las peculiaridades de este tipo de establecimientos es que, en su interior, cada uno marca su tiempo. “Queremos que la gente esté como en casa, sin prisas, cada uno a su marcha”, asegura González-Haba.

Además, este tipo de locales ofrecen un horario muy amplio y otra peculiaridad: un ambiente que va evolucionando según el momento del día: desde el desayuno, almuerzo o la hora de comer, al café de media tarde o las cenas y copas de última hora del día. “Queríamos ofrecer un local actual basado en conceptos del pasado logrando un diseño atemporal”, añade el arquitecto.

Otro claro ejemplo de este tipo de establecimientos en la capital aragonesa es Doña Hipólita, localizado en la plaza San Felipe, que abrió sus puertas en 2014 en un antiguo local destinado a la venta de telas, una pañería. “Aquí puedes tomar desde un café con un trozo de tarta a una copa, en un mismo ambiente, y en un espacio muy luminoso o en nuestra vistosa terraza en un emplazamiento histórico”, explica Javier Lumbreras.

En su caso ofrecen también diferentes tamaños de mesas, una buena conexión y varios enchufes. “Próximamente vamos a colocar el doble de los que hay y un aparato para cargar teléfonos móviles”, añade el encargado.

En cuanto al perfil de cliente ‘workplace’, es de gente joven y trabajadores de la zona que deciden trasladar la oficina a este local. “En definitiva es un sitio más humano, mucho más que cuatro paredes”, concluye.

Bruch aragonés

También en La Clandestina Café, en la calle San Andrés, Fernando Solanilla y Susana Casanova decidieron ofrecer un local diferente a los trabajadores zaragozanos. “Ofrecemos un ambiente cambiante, desde la hora del desayuno hasta la copa del final del día, y tratamos de adaptarnos a cualquier necesidad”, explica Solanilla.

Sin embargo, en su caso han logrado implantar un nuevo concepto habitual en otros países de Europa, el ‘brunch’, que suele iniciarse a partir de las 11.00 y se puede prolongar hasta las 15.30. “Es una opción que incluye ocio y trabajo en una misma cita, en la que contamos con un perfil de clientes muy creativos y reuniones de empresas algo más distendidas”, concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión