Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

¿Qué hay detrás del telón del Principal?

Este mes de mayo se cumplen tres décadas de su última reinauguración.

Vista general del patio de butacas del Principal, con el telón pintado por Unceta.
Vista general del patio de butacas del Principal, con el telón pintado por Unceta.
guillermo mestre

En el Teatro Nuevo, lo que es hoy el Principal, actuaron durante los siglos XIX y XX las más importantes compañías de teatro, ópera y ballet de la época. Los tiempos cambiaron y el Principal, un edificio de 1799, tuvo que acomodarse a las nuevas épocas por lo que se llevaron a cabo grandes reformas, como las de Ricardo Magdalena, en 1870, inspirándose en el modelo de planta de la Scala de Milán. Hace 30 años se inauguró tras la última rehabilitación, realizada por el zaragozano José Manuel Pérez Latorre.

El Teatro Principal de Zaragoza atesora grandes joyas, como el telón de boca pintado por Marcelino de Unceta, que representa el Templo de la Fama, con la Tragedia y la Comedia como protagonistas. Además, en los laterales, Unceta retrató a autores y actores del teatro español del momento. El telón del artista zaragozano no es la única gran pintura del Principal. A ella se suman los murales de Jorge Gay, frente a los camerinos, o el de Juan Manuel Broto, en el vestíbulo.

Bajo el escenario están los camerinos. La imaginación puede dibujar en los grandes espejos los rostros de artistas, iluminados por las bombillas de los laterales. Seguramente allí también se escuchen los aplausos de los 6.000 espectadores, los que pueden completar el aforo del teatro.

Desde la entrada hasta el escenario, pasando por el patio de butacas, cada detalle hace que el Principal sea un teatro de vanguardia con un elegante estilo de nostalgia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión