Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Homenaje jotero a Nati Vela y Santiago Delgado

Marimar Delgado, saludando al público, junto a su madre Nati Vela, aplaudiendo, rodeadas de los niños que les entregaron un detalle.
Marimar Delgado, saludando al público, junto a su madre Nati Vela, aplaudiendo, rodeadas de los niños que les entregaron un detalle.
Toni Galán

La jota vistió de emociones la sesión matinal de ayer en el Teatro de las Esquinas. Y es que el patio de butacas se llenó de aficionados con ganas de recordar a dos joteros ilustres, Nati Vela y Santiago Delgado.

Durante muchos años, fueron maestros de jota y formaron a grandes campeones de Aragón como Inocencio Lagranja, Maruja Santafe, Julio Latorre, Virginia Pola y Sonia Platero. Todos acudieron a esta cita en la fueron homenajeados Santiago Delgado, gran maestro de guitarra, laúd y bandurria, a título póstumo, y Nati Vela, profesora de canto y baile, que vivió el festival muy emocionada.

José Luis Bergua y Rosendo Martínez ejercieron de maestros de ceremonias. Durante la gala, se recordaron las clases que los protagonistas impartieron en Las Fuentes y la creación del grupo Fueros de Aragón. También sus 25 años de enseñanza en asociaciones y colegios de Zaragoza, y su dedicación al folclore los fines de semana recorriendo los pueblos de Aragón.

El festival estuvo cargado de canto, baile y rondallas, pero, sobre todo, de emociones. Hubo muchos detalles, como joteros que no pisaban el escenario desde hacía 33 años; un homenaje a Sebastián Lozano, Manuel Revuelto y Quique Bueno, compontes fallecidos de Fueros de Aragón; la actuación del letrista Mariano Benedí; las palabras del gran cantador Nacho del Río a través de un vídeo, o la presencia de Miguel Ángel Berna, uno de los primeros alumnos de baile de Nati Vela. Fue la sorpresa de la matinal.

En el tramo final, con la jota Vieja, creada en 1958 por Santiago Delgado e interpretada en la actualidad por la mayoría de los grupos de folclore de Aragón, y la Dolores, prácticamente se puso el punto y final al evento.

Eso sí, todavía quedaba por ver a Nati Vela sobre el escenario de la mano de su hija Marimar Delgado, que dirigió unas palabras de agradecimiento a los asistentes. Un grupo de niños, hijos de alumnos de la homenajeada, le entregó unas flores; también recogió un libro dedicado por todos sus discípulos; una gran fotografía en forma de lienzo de la pareja jotera cuando era joven y una pequeña joya, que Nati recibió de su hija y sus nietos.

Todos estos reconocimientos llegaron desde el corazón y a ellos respondió Nati como hacía siempre: recitando la poesía dedicada a la jota con la que terminaba sus galas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión