Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

'La estupidez', con Fran Perea, cierra su gira en el Principal de Zaragoza

La compañía Feelgood se despide de esta comedia del argentino Rafael Spregelburd que habla sobre la codicia humana.

Fran Perea, Toni Acosta y Javier Márquez, en una escena de 'La estupidez'
Fran Perea, Toni Acosta y Javier Márquez, en una escena de 'La estupidez'
Compañía Feelgood.

‘La estupidez’, el texto del dramaturgo argentino Rafael Spregelburd que la compañía Feelgood ha montado por primera vez en España, es un falso vodevil que transcurre en la zona de Las Vegas de la mítica Ruta 66 y cuenta cinco historias sobre cómo la gente intenta enriquecerse. Tras recorrer 25 ciudades de toda España y ser vista por unos 34.000 espectadores, la obra cierra su gira este viernes y sábado (ambos días a las 20.30) en el Teatro Principal de Zaragoza.

“Spregelburd es muy poco conocido en España, pero tiene mucho recorrido en Europa. Trabaja la comedia, pero al mismo tiempo quiere llegar a muchos lugares de reflexión a través de la risa. Es el tipo de teatro que nos gusta hacer y que nos gusta ver como espectadores”. Así ha presentado este miércoles el actor Fran Perea esta propuesta escénica junto a dos profesionales aragoneses que forman parte del equipo: Arantxa Ezquerro, que se ha encargado del vestuario y David Angulo, que firma la banda sonora del montaje.

Junto a Perea, el reparto lo completan Toni Acosta, Javier Márquez, Alfonso Mendiguchía y Ainhoa Santamaría, quien precisamente acaba de ser confirmada este miércoles como una de las tres finalistas que optan a los Premios Max por su trabajo en esta obra. La dirección corre a cargo de Fernando Soto. Fran Perea ha destacado el “ritmo vertiginoso y frenético” al que se enfrentan estos cinco intérpretes que encarnan a 24 personajes, lo que les obliga a cada uno de ellos a cambiarse de ropa una veintena de veces.

A lo largo de las tres horas que dura esta comedia agridulce (con un descanso), los espectadores se adentrarán en los tejemanejes de dos criminales que intentan vender un cuadro antiguo robado antes de borrarse, de una singular pareja de policías motorizados y hasta los de la mafia siciliana empeñada en fabricar una nueva estrella del pop. La participación aragonesa en esta obra la completa Alejandro Gallo como director técnico del proyecto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión