Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Dos aragoneses en los Óscar

Laura Calavia e Iván Cester viajaron a Los Ángeles junto al resto del equipo del cortometraje ‘Timecode’.

Laura Calavia, Iván Cester y el resto del equipo de 'Timecode' que viajó a Los Ángeles, la noche de la entrega de los Óscar, el pasado domingo.
Laura Calavia, Iván Cester y el resto del equipo de 'Timecode' que viajó a Los Ángeles, la noche de la entrega de los Óscar, el pasado domingo.
José Parcerisa

No hubo estatuilla, pero el hecho de estar nominados a uno de los premios más importantes del cine en la actualidad ya es un gran premio el equipo del cortometraje ‘Timecode’, dirigido por el barcelonés Juanjo Giménez y del cual formaron parte dos zaragozanos: Laura Calavia e Iván Cester.

Ambos se trasladaron hasta Los Ángeles junto a otros doce miembros del equipo de ‘Timecode’, una de las cinco piezas que optaba al premio de mejor cortometraje de ficción de este año, para vivir, desde el mismísimo barrio de Hollywood, la 89º edición de los Óscar.

“Era una ocasión única. Lo normal es que no te pase nunca en la vida y si te pasa, es probable que no te vuelva a ocurrir”, relata Iván Cester recién aterrizado en España. En su opinión visitar la ciudad del mundo en la que se hace más cine ha sido una gran experiencia. “Ha sido una locura. Aquello era enorme y no hemos parado en toda la semana entre actos promocionales y pases de prensa. El objetivo era apoyar al corto, pero también queríamos conocer de primera mano la industria del cine por excelencia”, añade.

“Durante un pase de todos los cortometrajes nominados, el director de la obra ganadora, ‘Sing’, nos dijo que el nuestro era su favorito”, recuerda Cester, quien reconoce que no hacerse con el galardón supuso una pequeña decepción para el equipo, aunque la experiencia de la nominación y de haber rodado el cortometraje ha sido “un gran regalo”.

En su caso, fue el encargado de poner la música del corto con la banda sonora: ‘El vals del parquin’. “Creo que es un corto en el que la música ayuda a potenciar el mensaje ya que se vive un cambio en la trama, que empieza de manera austera, monótona y repetitiva cuando transmite la parte más gris de la vida de los personajes, hasta que llega un momento en el que todo cambia y descubren que hay magia detrás de la vida de cualquier persona”; relata. Asegura que la clave es que se trata de un corto “muy poético y universal”.

En su opinión, es un momento dulce para el cortometraje español, que está obteniendo numerosos reconocimientos a nivel internacional. “Es un formato más barato que el largometraje y sirve para mostrar el talento del equipo que hay detrás, sin embargo nuestra industria todavía es muy pequeña”, asegura.

“Estamos muy contentos y orgullosos, pero ahora toca seguir con nuevos proyectos”, resume el zaragozano. Tanto Cester como Calavia residen actualmente en Barcelona. Calavia es realizadora y guionista y ejerció de ayudante de dirección en el cortometraje. Cester actualmente trabaja en la Fundación San Juan de Dios de Barcelona donde lleva a cabo un proyecto sobre el proceso del sonido y la música en el cerebro.

Más de 60 premios

El cortometraje español ‘Timecode’, que se impuso sobre ‘Graffiti’, de Lluís Quílez -el otro español pre seleccionado-, y otros cuatro para optar a una estatuilla en la prestigiosa entrega de premios. La cinta compitió con otros 5.000 trabajos presentados y los 150 que pasaron la primera fase de selección. Los otros candidatos fueron ‘Silent Nights’ de Aske Bang y Kim Magnusson; ‘Enemies within’, de Selim Azzazi; ‘The railroad Lady’ de Timo von Gunten y Giacun Caduff y la obra ganadora, ‘Sing’, de Kristóf Deák y Anna Udvardv.

A día de hoy, el cortometraje ha recibido más de 60 premios nacionales e internacionales entre los que se encuentran el Goya al mejor cortometraje de ficción y la Palma de Oro en el último Festival de Cannes. En tan solo 15 minutos de metraje, ‘Timecode’ narra la historia de amor que surge entre dos guardas de seguridad - los bailarines Lali Ayguadé y Nicolas Ricchini- que trabajan en un garaje pero en turnos diferentes. Ambos tienen algo en común: su pasión por el baile.

El director de 'Timecode', Juanjo Giménez, quien bromeó tras no recibir el Óscar al mejor cortometraje, también tiene sangre aragonesa: su madre nació en la localidad turolense de Obón. Cuando

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión