Despliega el menú
Ocio y Cultura

Los toros vuelven a Vistalegre en una tarde crucial para su futuro

La empresa turolense Tauroemoción espera que la afición responda a su apuesta. Se han repartido 3.000 invitaciones entre los niños.

Exterior del Palacio de Vistalegre de Madrid.
Exterior del Palacio de Vistalegre de Madrid.
Efe

Los toros vuelven este sábado al Palacio de Vistalegre. La tradicional Corrida de Invierno de Madrid, recuperada el pasado año por el empresario aragonés Alberto García, sucede a las ferias de Ajalvir y Valdemorillo -celebradas con motivo de la festividad de San Blas- como eje de interés de este arranque de temporada. David Mora, Paco Ureña y Jonathan Varea se encargarán de lidiar, a partir de las 18.00, seis ejemplares de la ganadería gaditana de La Palmosilla.

El festejo contará con destacada presencia de niños en las gradas, dado que la campaña de promoción ha incluido la repartición de 3.000 invitaciones a menores de 15 años. Los propios toreros y diversos colaboradores se han encargado de acudir a los colegios y a las zonas recreativas de la ciudad para entregarlas. Además, los abonados de la plaza de Las Ventas han disfrutado de descuentos especiales.

‘No es momento para lamentaciones; el futuro de Vistalegre está en tus manos’, reza el eslógan que García -apoyado en el personal de comunicación de Tauroemoción- ha escogido para concienciar a los aficionados de la importancia de acudir al recinto. “Si la gente quiere que sigan habiendo corridas de toros aquí, tiene que ser consciente del esfuerzo que le supone al empresario. Espero que respondan porque el cartel es atractivo y rematado”, indicó el turolense, antes de entrar en los pormenores del espectáculo.

“David Mora tenía que estar porque en 2016 dio un recital y después triunfó en San Isidro; Ureña es sinónimo de verdad; y Varea, a quien apoderamos, aportará un toque de juventud y frescura”, valoró, y confió en el comportamiento del ganado de La Palmosilla: “Esta casa atraviesa un momento extraordinario. La corrida es seria y bien presentada, acorde a lo que busca el público de Madrid. Estoy convencido de que puede dar juego”.

Recuperación de las instalaciones

El pasado año, tras cinco temporadas sin que se ofrecieran corridas en Vistalegre, Tauroemoción apostó por recuperar las instalaciones para el uso taurino. David Mora y Jiménez Fortes se acartelaron -en mano a mano- con animales de Parladé. El primero cuajó una brillante actuación y salió por la puerta grande; Fortes, por su parte, no tuvo suerte con su lote.

La última Feria de Invierno ajena a Tauroemoción había tenido lugar en 2011, con dos carteles de lujo. El sábado 26 de febrero, El Juli, Manzanares y Talavante se midieron a ejemplares de Garcigrande; el domingo 27, Juan Mora, Morante de la Puebla y Castella lidiaron la de Núñez del Cuvillo. A partir de entonces, la arena de la segunda plaza capitalina no contó con un ciclo propio, aunque sí albergó festejos aislados como el que el 27 de septiembre de 2014, coincidiendo con el XXX aniversario de la muerte de Paquirri, protagonizaron Finito de Córdoba, Morante de la Puebla y El Juli.

Cabe recordar que el nuevo Palacio de Vistalegre, con capacidad para 14.000 espectadores, se inauguró en el año 2000. Curro Romero encabezó una terna de la que tomaron parte José Mari Manzanares (padre) y Enrique Ponce. Otro aragonés, Ignacio Zorita, estaba por aquel entonces al frente.

Etiquetas
Comentarios