Despliega el menú
Ocio y Cultura

Los premios de la literatura "más arriesgada" celebran su fiesta en el Principal

Sergio del Molino, Alicia Kopf y Patricio Pron recibieron ayer los galardones de la librería Cálamo.

Daniel Mesa, Patricio Pron, Francisco Goyanes, Sergio del Molino, Marta Sanz, Alicia Kopf y Concha Monserrat, ayer, durante la charla en el Teatro Principal de Zaragoza.
Los premios de la literatura "más arriesgada" celebran su fiesta en el Principal
Aránzazu Navarro

"Hay un cierto hartazgo ante formas narrativas inanes producidas hasta el hartazgo en el pasado y presididas por un interés puramente crematístico de mejorar las cuentas de un negocio muy deficitario. Sí es posible producir una literatura exigente con uno mismo y con el lector. Los Premios Cálamo son la prueba de que los lectores están deseosos de una literatura más exigente".

Esta reflexión del escritor argentino Patricio Pron, antes de recibir el Premio Extraordinario 2016 de la librería Cálamo de Zaragoza por su libro ‘No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles’ (Literatura Random House), resume el sentir de los tres galardonados en esta cita, que cumple 16 años.

Los otros dos autores laureados protagonistas de la fiesta de las letras que se vivió ayer tarde en el Teatro Principal de la capital aragonesa fueron el zaragozano Sergio del Molino, Premio Cálamo al Libro del Año por su ensayo sobre la despoblación ‘La España vacía. Viaje a un país que nunca fue’ (Turner Publicaciones), y la catalana Alicia Kopf, Premio Otra Mirada por ‘Hermano de hielo’ (Alpha Decay).

El ausente de la velada fue el guatemalteco Oswaldo Salazar, merecedor del Premio Sophos por ‘Hombres de papel’ (Alfaguara México), que lleva el nombre de la librería de la Ciudad de Guatemala con la que por primera vez Cálamo comparte esta iniciativa. La ceremonia de entrega, presentada por la periodista y escritora Lara Siscar, se desarrolló en el bicentenario coliseo en el transcurso de una c ena en la que oficiaron de anfitriones Ana Cañellas y Francisco Goyanes, una pareja de agitadores culturales propietarios de Cálamo. Previamente, los autores participaron en entrevistas cara al público.

Riesgo y poder comunicativo

De ‘La España vacía’ de Sergio del Molino, el librero Sergio Goyanes opina que este ensayo "novedoso" es "absolutamente pertinente" por el tema que trata de la despoblación y por irrumpir "en una ensayística española aburrida y pelma". El autor del que ha sido uno de los grandes libros del 2016 decía ayer que aún tiene "esa sensación muy extraña con todo lo que me ha pasado desde que lo publiqué", sobre todo por su gran acogida por los lectores.

"Con este ensayo la gente tiene una conexión muy emocional, pese a que intentaba ser distante y en algunos aspectos hasta antipático o, por lo menos, no complaciente –aseguraba–. Me sorprende esa implicación emocional porque el formato de ensayo era precisamente para huir de ella". Del Molino se mostraba "ilusionado" por ser uno de los reconocidos por "la comunidad de Cálamo, a la que pertenezco desde que eché mis primeros dientes literarios".

Alicia Kopf –cuyo nombre real es Imma Ávalos­– es más que nada una artista y una investigadora multidisciplinar. ‘Hermano de hielo’ es a la vez un proyecto artístico, una investigación motivada por su fascinación por el hielo y un relato emocional y familiar, ya que lo dedica a su hermano diagnosticado con trastorno del espectro autista.

La autora abogó por "literaturas arriesgadas como las nuestras y con ambición de contar algo diferente". "La literatura diferente puede llegar a todo el mundo si se encuentra el canal para presentarla", afirmó. Defendió "el poder comunicativo del libro para insertar mensajes y como proyecto artístico", a la vez que la capacidad del público "para recibir novedades".

Etiquetas
Comentarios