Despliega el menú
Ocio y Cultura

Jesús Rodellar narra la emigración aragonesa a Barcelona en su primera novela

Se presenta en la Casa de la Cultura de Pomar de Cinca a las 19.30 este viernes 23.

Enrique Casanovas, editor, junto al escritor Jesús Rodellar.
Enrique Casanovas, editor, junto al escritor Jesús Rodellar.
J.L.P.

El vecino de Pomar de Cinca Jesús Rodellar Navarra debuta como escritor con la novela ‘El silencio de Custodio’, editada por el sello Aragón Tiene Talento y que se presentará este viernes en la Casa de la Cultura de la localidad mediocinqueña a las 19.30. ‘El silencio de Custodio’ aborda la emigración de tantos aragoneses del medio rural a la vecina Barcelona a mediados del pasado siglo XX.

Jesús Rodellar Navarra nació en Pomar de Cinca en 1961. Colaborador de la revista local El Platanero, le gusta escribir en sus ratos libres. Lector tenaz y curioso. Bibliotecario proactivo. Facilitador de tertulias y citas literarias, conversador, alegre, cómplice. Son algunos de los calificativos que le definen. A los que hay que añadir el de contador de historias de ficción como ‘El silencio de Custodio’, un relato río que fluye cargado de verdad, de emoción y de una finísima observación del pasado reciente de esa España urbana habitada por personas cuyo hogar seguía estando en su pueblo. Una España  de padres y abuelos con transistor y sin teléfonos inteligentes, donde aún cabía el  tabú y el silencio.

La editorial montisonense define la novela como “adictiva, humana, cómica y dramática”. “El silencio de Custodio es una de esas novelas que no puedes dejar de leer hasta la última página”, señala la editora Reyes Ferrer.

La presentación de la novela tuvo lugar en el cierre de la Feria del Libro Aragonés de Monzón con una gran afluencia de público. Igual que se espera que ocurra este viernes en Pomar de Cinca. El autor afirma que la historia “es muy real. Es la historia de un chico que nace y crece en un pueblo de Aragón y se va a terminar los estudios a Barcelona pero sin olvidar sus raíces a pesar de tener un conflicto con sus padres.  Cualquier persona joven de aquella época, de entre los años 60 a los 80, se puede identificar. Habla de la vivencia de la gente joven de pueblo en una gran ciudad, y creo que puede gustar”.

Jesús Rodellar se siente satisfecho del resultado y ya augura que está pensando en una segunda parte.

Etiquetas
Comentarios