Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

"El youtuber debe poner siempre algo de sí mismo"

Andrea Izquierdo,que tiene más de 80.000 seguidores en la red, presentó su primera novela: 'Otoño en Londres'.

Fotos de la presentación del libro 'Otoño en Londres'
Fotos de la presentación del libro 'Otoño en Londres'
Guillermo Mestre

"Lo más importante de un youtuber es que haga lo que que quiera. Poner siempre algo de uno mismo”, decía ayer en la Casa del Libro Andrea Izquierdo (Zaragoza, 1995), que presentaba su primera novela: 'Otoño en Londres' (Nocturna) en compañía del narrador David Lozano y de mucho público de todas las edades, que hizo cola para las firmas. El volumen lleva ilustraciones de Elena Pancorbo. Andrea tiene más de 80.000 seguidores en la red y dijo que “no quería que nadie se marchase sin firma”.

Tres chicas (Ángela, Eva y Andres) coincidían en que, ante la pantalla como comentarista de libros, es “sincera, apasionada, habla muy bien, con educación y respeto, y defiende con autenticidad sus opiniones”. Lozano, afectuoso y divertido, dijo que “estamos en un momento muy especial: la presentación de la primera novela en su tierra, en su casa, tras hacerlo en Valencia y Sevilla”. El autor de 'El ladrón de minutos' (Edebé) destacó la variedad de los personajes, la multiplicidad de voces y la estructura del libro. Y, para arrancar, le preguntó por qué había ubicado su relato en Londres.

Andrea Izquierdo confesó que es su “ciudad favorita, multicultural, con muchas oportunidades”. Dijo también que había escrito tres borradores de 'Otoño en Londres': los dos primeros, de unas 30.000 palabras, “una tercera parte del libro”, en tercera persona. Percibía que no le funcionada y decidió arriesgarse: la casi docena de personajes tienen su peculiar estilo, adoptan la primera persona y andan por ahí en un universo donde hay “frivolidad, obsesiones, peligros, persecuciones, amor y desamor”, lo que David Lozano definió como “un mundo hostil”. Con ese bagaje previo, 'Otoño en Londres' le salió con fluidez en apenas mes y medio, y se cierra con un final “que algunos ya me han reprochado”, reveló entre risas.

Lozano le preguntó si se había inspirado en alguien cercano o conocido y si ella formaba parte, de manera más o menos encriptada, de su texto. La escritora fue contundente: “Todos los personajes son inventados. Desde cero. Y yo no estoy en el libro. ¡Jamás!”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión