Ocio y Cultura

Goya deja la pintura para encorrer a los niños de María

La forana, el torero, el tuerto y el resto de sus compañeros cabezudos persiguieron ayer a los niños de María de Huerva en el último día de las fiestas patronales. Armados con churros –de gomaespuma– golpeaban a los pequeños que escapaban riendo o se escondían detrás de sus padres. En total cerca de 10 cabezudos grandes y 4 pequeños, para que los niños también se sientan como estos personajes populares, recorrieron el municipio acompañados de la charanga Interpeñas al ritmo de ‘Tengo un tractor amarillo’ y ‘En el coche de papá’.

Aunque este año ha habido una renovación y un nuevo integrante en la comparsa. "Hemos hecho una copia del tuerto, porque el original pesaba mucho", contaba Faustino Puértolas, de la Asociación Cultural Al-Marya. "Además hemos creado un cabezudo de Goya".

Un centenar de vecinos se unieron a estos cabezones para recorrer el pueblo bajo. Gema Grimal y su hija Noelia de 5 años estuvieron con ellos, ya que no se pierden ningún acto infantil: hinchables, toboganes acuáticos y, sobre todo, los cabezudos. "Sus favoritos son la Pilara y el Morico", afirmó la progenitora. Con la traca de fiestas los vecinos despidieron los festejos hasta el año que viene.

Etiquetas
Comentarios