Despliega el menú
Ocio y Cultura

'El Arte con la Violencia' recuerda a Ramón Acín y a su hija

La exposición se articula en cuatro espacios: 'Negra noche', 'La estética de una víctima', 'La luz' y 'La revolución social y pedagógica'.

El IAACC 'Pablo Serrano' de Zaragoza acoge desde este sábado y hasta el 20 de noviembre la exposición 'Ramón y Katia Acín: El Arte contra la Violencia', comisariada por Carlos Mas, que se podrá ver hasta el 20 de noviembre. La inauguración ha coincidido con el día en el que se cumplen 80 años del fusilamiento de Ramón Acín, ocurrido en Huesca el 6 de agosto de 1936. La muestra presenta cerca de 140 obras, la mayoría pinturas.

Para el director general de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón, Nacho Escuín, esta exposición ha pretendido ser un recuerdo a la figura de Ramón Acín y a su obra, vinculada estrechamente a la que realizó su hija, en un día significativo en el que se cumplen 80 años de su fallecimiento. "Ésta no deja de ser una llamada a los grandes iconos de la cultura en Aragón y al proyecto de Ley de Memoria democrática, uno de los compromisos de este gobierno".

Ramón Acín Aquilé (Huesca 1888-1936), artista y anarcosindicalista en el fructífero periodo de entreguerras del pasado siglo, sirve de ejemplo del arte de vanguardias vivido en la periferia, más allá de centros como París, Madrid o Barcelona. Su quehacer se mueve entre dos polos: estetizar la vida a través del arte, embellecerla; o cambiar/revolucionar la vida para que el arte tenga cabida y pueda celebrarse. En ocasiones ambos vectores corren simultáneos y, en otras, se mostrarán alternativos.

Su hija Katia (1923-2004), por su parte, tras gozar la infancia y primera adolescencia en un hogar pleno de estímulos, el fusilamiento de sus progenitores en agosto de 1936 le ocasionará una abrupta y traumática ruptura. Un dilatado paréntesis, dedicado al mundo privado y familiar, así como a la tarea docente en la enseñanza secundaria, estalla tras su jubilación cuando acomete de manera urgente la labor de dar forma a todas las emociones y a todo el duelo reprimido durante el franquismo.

El hilo conductor del proyecto que se ha presentado, organizado por el Gobierno de Aragón y la Fundación Ramón y Katia Acín, es la relación entre Belleza y Violencia, la primera como bálsamo, sublimación, lucha o alternativa de la segunda. La muestra ha contado con la colaboración del Museo de Huesca, el Museo Pedagógico de Aragón, la Filmoteca Española, y la Biblioteca Pública Arús; y el apoyo de la Diputación Provincial de Huesca, el Archivo Histórico Provincial de Huesca y el Museo de Zaragoza.

La exposición se articula en cuatro espacios: 'Negra noche', 'La estética de una víctima', 'La luz' y 'La revolución social y pedagógica'.

- Ver más exposiciones en Heraldo Ocio.

Etiquetas
Comentarios