Despliega el menú
Ocio y Cultura

Mbongwana Star confirma que es uno de los grupos africanos con más proyección

El ciclo 'África Futura' continúa este miércoles con una banda que forma parte de una nueva generación de músicos de Mali.

Parte de las actividades para difundir la cultura de África en Pirineos Sur
Parte de las actividades para difundir la cultura de África en Pirineos Sur

La banda congoleña Mbongwana Star se confirmaron anoche como uno de los grupos africanos con más proyección y arrasaron en su actuación en la XXV edición de Pirineos Sur donde rubricaron un concierto impecable con su fusión de ritmos de su continente con influencias electrónicas.

Sobre el escenario del pantano de Lanuza en Sallent de Gállego (Huesca), los congoleños no dejaron pasar la oportunidad de luchar por un ficticio trono de la música africana más avanzada.

El regusto a dub que desprendían las primeras notas al bajo marcaba el ritmo mientras los sorprendentes showmans de la banda salían al escenario. Dos cantantes, que a pesar de estar postrados en sillas de ruedas, bailaron y marcaron el ritmo de la actuación.

'Maluyaki' y a 'Shegue', dos de los mejores temas de 'From Kimshasa', fue su potente apuesta en un concierto en el que apartaron sus habituales recursos electrónicos del disco para entregarse al virtuosismo y versatilidad del guitarrista que fue una de las claves del éxito de la noche.

Rock, funk, música africana y actitud punk sonaron al unísono para sorpresa de un público que aún no había asimilado lo que estaba viviendo.

Fieles a los cánones de su país, su apuesta total fue por el ritmo. Y así fue hasta el final de su show: una orgía rítmica sustentada sólo con un bajo y guitarra y, claro, una ristra de buenas canciones. Pero para la memoria colectiva de Pirineos Sur siempre va a quedar el groove y desenfreno rítmico derrochado durante más de 10 minutos al final de la actuación con una impresionante "Murarue".

Además el ciclo "Color Café" se estrenó con el íntimo pero intenso concierto de Bachar Mar-Khalifé y se consolida como una de las propuestas más interesantes del festival altoaragonés.

El artista libanés Khalifé recogía todo lo necesario para este ciclo: riesgo, piezas enfocadas a escuchar con la máxima atención y un discurso narrativo alejado de grandes superficies.

El concierto lo arrancó sólo, al piano, mostrando nada más comenzar su pasión por la música contemporánea más minimalista con 'Distance'.

Sin prisa y dejando transcurrir el tiempo para manejar las atmósferas a su antojo fue ganando en intensidad con el apoyo de bajo y batería (excelentes Aleksander Angelov y Dogan Povraz en sus respectivos instrumentos) para por momentos coquetear con el free jazz ('Progeria') o con ritmos más característicos de su país de origen ('Balcoon').

El ciclo 'África Futura' continúa este miércoles con Songhoy Blues, una banda que forma parte de una nueva generación de músicos de Mali que están asimilando los sonidos del blues más clásico y le están dando un buen lavado de cara con elementos tradicionales de su país.

- Consultar programa completo de Pirineos Sur.

Etiquetas
Comentarios