Despliega el menú
Ocio y Cultura

Slap! Festival, una edición de récords con un futuro incierto

La séptima edición ha contado con 3.800 asistentes.

Actuación de King Solomon Hicks en el Slap! Festival.
Actuación de King Solomon Hicks en el Slap! Festival.
S. F.

Tras la séptima edición del Slap! Festival, celebrada en Zaragoza el pasado fin de semana, del 8 al 10 de julio, la organización ha hecho un balance muy positivo del evento, destacando, especialmente, el "récord en todos los aspectos".

Récord en asistencia, ya que han sido más de 3.800 personas las que han pisado las instalaciones del festival de música negra que este año ha contado con seis escenarios, 21 artistas, más de 15 actividades y la participación de ocho colectivos culturales. "Las mayores cifras hasta la fecha", han señalado desde la organización en una nota de prensa.

Este año, destacan la conversión del festival en "un proyecto cultural más ambicioso, capaz de aglutinar diferentes propuestas y atraer a diferentes públicos", así como su adaptación a una propuesta más familiar para "fomentar la música entre los oyentes del futuro, los niños". Para ello, el Slap! Festival ha ofrecido a sus asistentes más actividades para compartir en familia.

La música negra, protagonista

Por los escenarios de esta séptima edición han desfilado artistas de la talla de The JB’s -la banda original de James Brown- acompañados de la diva del soul Martha High, o la voz y destreza a las cuerdas del guitarrista del blues King Solomon Hicks.

Durante el día, los asistentes han podido disfrutar de catas de cócteles de cerveza y mojitos "moleculares", talleres infantiles de fotoperiodismo o estampación de camisetas, coreografías en la piscina, toro mecánico, torneos 3x3 de baloncesto, el campeonato nacional de 'breakers' y una zona gastronómica con una selección de 'foodtrucks'. Además de un set de dj sobre una camioneta con R de Rumba, entre otros.

Por las noches, toda la actividad se ha concentrado en tres escenarios. Por el principal, el anfiteatro, han pasado también Bostich & Fussible, Nortec Collective, o Pony Bravo y Guadalupe Plata.

Por El Bosque Psicodélico -escenario hermanado con otro de los festivales pioneros de la ciudad, el Zaragoza Psych Fest- actuaron Mohama Saz, My Expansive Awareness o los ganadores del TalentoSOS Alien Tango, entre otros. Y para completar la oferta nocturna, sesiones de dj en la Cabina del Árbol.

Festival de festivales

Para la organización del festival, este ha sido "sin duda, el mejor año de todos, en todos los sentidos, destacando la colaboración con otros proyectos culturales aragoneses que han convertido al Slap! en todo un vivero de festivales y cuyo resultado ha sido más que excelente".

El festival internacional de arte urbano Asalto se encargó de la puesta a punto estética, Mira! Zaragoza de las actividades infantiles, AC Versus Zaragoza organizó el campeonato nacional de 'breakers', Zaragoza Latina y Zaragoza Psych Fest intervinieron en la programación musical, y Catatruck seleccionó las furgonetas de comida.  

Además, el espacio socio-cultural de Las Armas visitó las instalaciones con 100 niños de su campus Escuela de Rock para llevar a cabo un recorrido y conocer de primera mano los entresijos de un festival. Y  Enlace Funk, revista especializada en la música negra, celebró sus 20 años de vida con tres conciertos.

Para el director del festival, Víctor Domínguez, “las nuevas propuestas han sido todo un éxito y la consolidación definitiva del Slap!”. La clave de esta fórmula ha sido “apostar por una programación de día sólida y con criterio, no como un complemento, y la combinación con otros colectivos culturales de la ciudad que han sumado su experiencia y sus diferentes matices”.

Mirando al futuro

En cuanto al futuro del Slap!, queda en el aire. "Nos sentimos tremendamente orgullosos de contar con un público que crece año tras año, repitiendo de manera fiel y siempre arrastrando a más gente, porque cree en lo que hacemos y somos capaces de contagiarles nuestro entusiasmo y amor por nuestra forma de entender la música”, ha reconocido Domínguez.

"Un festival tan carismático y único como este se crea sin seguir ningún patrón, menos cuando hay un apoyo económico de patrocinadores e instituciones tan discreto, por lo que cada año al plantearnos si habrá una siguiente edición, el futuro es incierto”, ha añadido el director.

El problema, según ha señalado la organización en nota de prensa, son las cuentas, que siguen sin cuadrar. "Un festival de estas dimensiones y con esta calidad y cantidad no es fácil de sostener”. De hecho, la organización incluso ha llegado a plantearse abandonar o trasladar el concepto a otras ciudades españolas que ya han mostrado su interés. 

Etiquetas
Comentarios