Despliega el menú
Ocio y Cultura

En la Librería IBOR de Barbastro “Tejiendo sueños” de Miss Wayne

La instalación “Tejiendo sueños” de la artista de Sobrarbe Miss Wayne fue inaugurada el pasado jueves en la librería Ibor de Barbastro y podrá visitarse hasta el 24 de julio.

En la Librería IBOR de Barbastro “Tejiendo sueños” de Miss  Wayne
En la Librería IBOR de Barbastro “Tejiendo sueños” de Miss Wayne

Un gran collar gigante, tejido con múltiples piezas y añadidos preside la exposición a la que se suman unos paneles y un gran libro también de collares. Junto a él una decoración floral , una intencionada ikebana de Jesús Moreo.

Se basa en la idea del collar entendiéndolo según el Diccionario de Símbolos de E. Cirlot, como compuesto de múltiples cuentas ensartadas expresa la unificación de lo diverso, es decir, un estado intermedio entre la desmembración aludida por toda su multiplicidad y la verdadera unidad de lo continuo. Como cordón es símbolo de relación y ligazón, cósmico y social.

Rosa Fumanal es la artista multidisciplinar que esconde Miss Wayne. Ha trabajado pintura, madera y ahora trabaja con telas y costuras.

“El medio rural del que vengo tenía inviernos fríos y noches largas. El trabajo de las mujeres de mi familia continuaba al lado del fuego: se cardaba, hilaba, tejía, recosía... A través de esos materiales textiles y los recuerdos de mi infancia comienzo a trabajar añadiendo otros elementos orgánicos, manufacturados, encontrados o reciclados. Así surgen estos collares que son el nexo de unión entre mi pasado y mi presente.

Miles de puntadas, hilos, lanas, retales, cordones, cuentas que se entretejen para quizás coser una herida. Hilos que se enredan y hablan, que se convierten en un relato único que se construye y se cierra. Esta obra se convierte para mí, en un trabajo de reconstrucción de la identidad perdida, desmembrada, de reunificación que me permite regresar a un mundo pasado recreándolo.

Cada collar es un tributo a las mujeres que me precedieron, en especial a las que vivieron en el ámbito rural, un medio a veces hostil, duro, aislado, frío, solitario, silencioso.. Un homenaje a esas mujeres desdibujadas, casi invisibles socialmente. Múltiples identidades que juntas consiguen mostrar su fuerza vital, todo su potencial lleno de luz, valor y entrega, tejiendo en silencio una oscura realidad cotidiana”.

Etiquetas
Comentarios