Despliega el menú
Ocio y Cultura

La raíz aragonesa de Mireia Lalaguna, Miss Mundo

La Miss Mundo española tiene sangre oscense, heredada de su padre, José Luis. Su familia salió de Yosa de Garcipollera en los 50 por la construcción del embalse de Yesa.

Mireia Lalaguna ganó el título de Miss Mundo en China en diciembre. Es la primera española que obtiene este título en las 65 ediciones que se han celebrado.
Mireia Lalaguna ganó el título de Miss Mundo en China en diciembre. Es la primera española que obtiene este título en las 65 ediciones que se han celebrado.
Johannes Eisele/Afp

"Mi padre es aragonés y mi madre, catalana", se define Mireia Lalaguna, la joven barcelonesa de 23 años que consiguió ser nombrada Miss Mundo el pasado 19 de diciembre en la edición 65 de este concurso, celebrada en la ciudad tropical china de Sanya. El origen aragonés de Mireia se encuentra en Yosa de Garcipollera, un pueblo abandonado del Pirineo aragonés, de donde salió su abuelo Benigno Lalaguna en los años 50 y emigró hacia Barcelona, después de pasar por Asturias. Mireia tiene sangre aragonesa, si bien ha conocido Aragón "de paso". Su padre José Luis es quien mantiene los vínculos familiares de los Lalaguna. Si volviera a Yosa de Garcipollera, como hace su padre con sus primos, solo vería unas cuantas casas derrumbadas y podría pasar por Villanovilla, un municipio donde solía ir el torero Juan Antonio Ruiz ‘Espartaco’. "Todos los aragoneses a los que conozco son encantadores. Tendré que ir a conocer el pueblo de los abuelos", cuenta Mireia Lalaguna desde su casa familiar.

Cursaba quinto de Farmacia, pero los títulos de belleza (en septiembre ganó Miss Barcelona y en octubre, Miss España) le frenaron para sacar la carrera ("lo acabaré", promete ella; "los estudios son lo primero", apunta su padre, José Luis), y tiene hasta octavo de piano, que empezó a los 9 años. "No me esperaba ganar el título y estoy muy contenta porque competía contra 120. Me enorgullece mucho porque buscaban un carácter muy transparente y alguien con estudios. Estaba muy alejada de mi país", recuerda la primera española que gana el certamen de origen británico, el más antiguo de los grandes concursos de belleza del planeta, aunque otra española, Amparo Muñoz, había conseguido el título de Miss Universo en 1974.

Mireia acaba de regresar de su primer viaje como Miss Mundo (Miami, Los Ángeles y Nueva York) y se le nota en la voz. Aun así responde desde el móvil de su padre, que era el primer interlocutor. También empieza a reinar como embajadora de proyectos sociales. Ella tenía experiencias previas como su colaboración en San Feliú de Llobregat, en Barcelona, para ayudar a niños necesitados. El reinado de Miss Mundo supone 12 meses de trabajo en los que lo principal es viajar por diversas partes del mundo para colaborar en obras benéficas, desde atención a poblaciones pobres a actos de recaudación de fondos para proyectos humanitarios.

En sus primeras semanas de Miss Mundo, que le empiezan a cambiar la vida, ya ha pasado con nota por el programa televisivo ‘El hormiguero’, con Pablo Motos (Antena 3), ha aparecido en un reportaje en la revista ‘Hola’ y ha cumplido algunos contratos publicitarios firmados. "Mireia tiene que estar a disposición de la empresa. Los siguientes viajes son a Filipinas y algún otro país de Asia", cuenta su padre, José Luis Lalaguna, quien nació en Barcelona, pero su hija considera un aragonés. "Mi padre (Benigno) se fue de Yosa de Garcipollera en los años 50. Era un pueblo abandonado del que no queda nada. Se apuntó a la Guardia Civil y luego acabó trabajando en la Seat en Barcelona hasta su jubilación. Mantengo relación con mis primos allí y hacemos reuniones cerca de Jaca. Mi tío Hilario está vivo", señala.

Los Lalaguna se enteraron de que Mireia fue nombrada Miss Mundo por el wasap que mandó José Luis. "Solo estábamos tres españoles allí (los padres y el hermano de ella). Nos sentimos abandonados. Ella pasó un mes muy duro con la concentración. Este concurso no es de tetas y culos, sino algo más y por eso se presentó", apunta. "La noche fue increíble y vieron el concurso más de 1.000 millones de espectadores, pero no en España", lamenta. Los padres pensaron que iba a ganar la chica de Rusia porque la entrevistaron poco antes de la decisión del tribunal. "Me puse a llorar", reconoce su padre. "De Aragón me quedo con las

reuniones familiares por Jaca o ir a Benasque, o que mi hermano Javier está casado con una aragonesa", añade.

Etiquetas
Comentarios