Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

​Colau defiende el poema irreverente ante las críticas de colectivos católicos

La alcaldesa de Barcelona ha defendido la inclusión del poema en el acto de entrega de los premios Ciudad de Barcelona.

Ada Colau hace balance de su actuación.
Ada Colau hace balance de su actuación.
Efe

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha defendido la inclusión del poema "Marenostra" en el acto de entrega de los premios Ciudad de Barcelona, ha negado que sea "blasfemo" y ha culpado al PP de la polémica generada.

En una entrada en su cuenta en Facebook, Ada Colau ha defendido la "independencia del acto", celebrado en el Saló de Cent del consistorio el pasado lunes, y también "el contenido".

"Lo que algunos medios han llamado 'Padrenuestro blasfemo' o 'Padrenuestro sexual' era en realidad una 'Madrenuestra' que cantaba a la vida y a la libertad", asegura la alcaldesa, que recomienda leer el poema entero.

El poema 'Marenostra', en catalán, comienza con los siguientes versos: "Madre nuestra que estáis en celo, sea santificado vuestro coño, la epidural, la comadrona....", unas palabras que, antes de ayer, empujaron al presidente del grupo popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, a abandonar el acto de entrega de los premios antes de que terminase y a protestar públicamente después.

Colau también asegura que la poetisa Dolors Miquel, que leyó el poema, fue "contratada bajo criterios artísticos por una dirección profesional e independiente" y "se expresó libremente, sin seguir ninguna consigna política del gobierno".

"Desde el máximo respeto a las creencias de cada uno, quiero defender a la poetisa que, sin intención de ofender a nadie, utilizó 'la plegaria' como forma metafórica para recordar el poder creador de la 'madre', en contraste con la represión de una cultura patriarcal que aún hoy sufrimos", añade Colau.

La alcaldesa asegura que es "esa misma cultura machista que hace que dirigentes del PP no se escandalicen ni monten campañas por las decenas de mujeres asesinadas, y las miles de violadas y agredidas cada año por el simple hecho de ser mujeres".

En su post, la alcaldesa interpela directamente a Alberto Fernández Díaz, quien ha explicado que abandonó el acto por considerar el poema ofensivo para los católicos e irrespetuoso con el resto de barceloneses y que ha pedido que cese el responsable político de que se incluyera ese poema en la gala.

"Señor Fernández Díaz, que lidera la indignación y pide dimisiones: el poema no era blasfemo. Ni siquiera hablaba de Dios o de la Iglesia. No pretendía ofender al cristianismo, sino hacer hincapié en el derecho de la mujer a decidir sobre su vida y su cuerpo. Si es eso lo que le ofende, cuando nunca le hemos visto tan ofendido por agresiones machistas, ni desahucios, o preferentes, o la corrupción endémica de su propio partido, quizás sea porque lo que realmente le inquieta es que las mujeres perdamos el miedo", escribe la alcaldesa.

Y, como remate, advierte: "Entérense bien, señores del PP: aquí estamos, y ni la ley mordaza ni nadie nos va a callar".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión