Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Literatura

Fernando Rivarés, sobre su primera novela: "El futuro o es mujer o no será"

'Víctoria' llega a las librerías cuando apenas ha cumplido los cien días como concejal.

P. Sebastián Segura. Zaragoza Actualizada 20/09/2015 a las 11:14
El concejal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, en su despacho del Ayuntamiento de Zaragoza.maite santonja

Fernando Rivarés, ahora responsable de las áreas de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, acaba de publicar 'Victoria', su primera novela, donde narra la historia de una saga de mujeres, de heroínas anónimas con la guerra como telón de fondo, y lo tiene claro: "El futuro o es mujer o no será".
'Victoria' no es una "guerra de géneros", pero sí que en cierto modo reivindica valores tradicionalmente asociados con lo femenino como el cuidado, la maternidad -que une a las diferentes protagonistas de la novela-, la cooperación, el diálogo o la paz frente al sometimiento.


Rivarés (Zaragoza, 1970) insta a adquirir esos valores si no queremos que el futuro sea "tan dramático como el presente o más".

Y la alegría. "Tú no puedes ser dadora de vida, constructora de pensamientos colectivos y de otros hábitats más amables si no eres alegre", añade.

Eso sí, define 'Victoria' como una novela cuya trama "corta el aliento" por la cantidad de drama y sufrimiento que viven sus heroínas.

Los escenarios son múltiples y abarcan hasta La Habana en el episodio enmarcado en la guerra de Cuba, la sierra de Teruel en el de la Guerra Civil o las ciudades de Mostar y Sarajevo durante la contienda en los Balcanes, pero siempre está allí también su propia ciudad como una protagonista más, siendo además la Zaragoza del siglo XXI la que abre y cierra la trama con el nacimiento de una niña durante un concierto.

No es "localista" sino "universal", por sus mensajes de "pasión con los que la vida necesita ser vivida", dice Rivarés, añadiendo que las fronteras son "mentira", meras "construcciones culturales", pero la novela destila amor por su ciudad, reconoce su autor.

La historia, con la que se identifica personalmente, cuenta cosas que le han pasado a él o a mujeres de su vida y, al final, tiene ese doble juego entre el nombre de una de sus protagonistas y "victoria" como sinónimo de ganar, pero advierte: "No gana quien vence a los demás, gana quien resiste y mantiene su posición".

Sí que cree que están para cantar victoria las mujeres de hoy en día porque "no están como estaban", aunque les quede mucho camino por recorrer.
"Yo soy hijo de las mujeres", reconoce el periodista convertido a concejal. Ha leído a más poetisas que poetas, a más novelistas mujeres que hombres y lo mismo sucede con las películas, las canciones o, incluso, las amigas. "¡Hasta mis perras!", bromea.

También sus mentoras políticas pertenecen al sexo femenino y nombra desde Virginia Wolf a la heroína de los Sitios de Zaragoza Casta Álvarez, actuales y fallecidas activistas y dirigentes políticas, su hermana, su prima mayor, su madre o su abuela.

Es más, es lector desde los ocho años y confiesa que una de las novelas que le marcó, ya a los diez años, fue 'Ana Karenina', otra mujer, aunque escrita por un hombre.

Aunque 'Victoria' estaba escrita y enviada al editor -una amiga le "obligó" a que lo hiciera- desde hace más de un año, antes de que se presentara a las primarias que le llevarían a ser uno de los rostros más actuales del cambio político del pasado 24 de mayo, llega a las librerías cuando apenas ha cumplido los cien días en su cargo público.

Eso le impide disfrutar de este momento como quizás desearía, incluso reconoce que ha sido "dificilísimo" encontrar media hora para presentarla y más adelante habrá más fechas por toda Aragón y España.

Pero insiste en que todo esto ya no lo disfrutará en su intimidad "a cuatro años vuelta" y que tiene claro cuál es su deber ahora. "Mi obligación es trabajar y mi trabajo es el de concejal, que es por el que me pagan", reitera.

No acepta que se diga que ha empezado su actividad política ahora, ya que defiende que lleva desde los 15 años ejerciéndola con su activismo en el movimiento pacifista, vecinal o LGTB, en los que sigue militando.
"La única diferencia es que me pagan por una responsabilidad que le debo a la ciudadanía", matiza.

Así, el escritor y nuevo consejero municipal de Economía y Cultura niega tajantemente cualquier presencia de la literatura en la política activa: "No, nada, así con mayúsculas y con un guión en medio", dice enfatizando ese "nada".
En cambio, la literatura, para Rivarés, sí que está llena de discursos políticos y esta novela no es menos: "El de la igualdad, el del feminismo, el de la paz, el de la alegría, el del diálogo, el de la convivencia, el del valor cultural, el del origen histórico, el de ser hijos de donde venimos, que no se nos olvide de donde venimos, que lo que tenemos para mal o para bien viene de alguien que hizo todo lo que pudo antes que tú", relata.

"Es la política que yo reivindico cada día. La política cotidiana y el feminismo como ideología", sentencia.

Su reto político más inminente es que los grupos municipales le den su visto bueno a la propuesta de ordenanzas fiscales para 2016; el literario, la presentación de su novela y que continúe siendo un éxito en ventas.

Ninguno de los dos le quita el sueño porque llega a casa "muerto" y porque está convencido de que el primero saldrá adelante, y vender o no vender libros tampoco le quita el sueño.

"Seguiré escribiendo hasta que me muera porque escribir es una pulsión vital y uno escribe porque sí", concluye.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo