Despliega el menú
Ocio y Cultura

Una investigadora se adentra en el "apasionante" linaje de los marqueses de Tosos

Este será el primer libro de Hernández, que se complementará con otros dos sobre el pueblo.

Imagen de la casa de los marqueses de Tosos, en Valderrobres
Casa de los marqueses de Tosos, en 'La llave maestra'
HERALDO.ES

Con la compra de Tosos (Zaragoza) en 1677 Domingo Ulzurrun de Asanza inició un linaje que les llevaría a recibir el título de marqueses otorgado por el rey Felipe V en 1703, todavía en vigor en la persona de María Dolores Ram de Viu y Ram de Viu, y del que apenas se sabía nada hasta la investigación emprendida por María Jesús Hernández.

Una historia inédita que la investigadora ilustra con documentos legales sobre matrimonios, descendientes, hermanos, testamentos, capitulaciones matrimoniales y sucesivos pleitos motivados por herencias que se prolongaron durante generaciones y que ven la luz en el número 56 de la colección Cuadernos de Aragón, editado por la Institución Fernando el Católico de la Diputación de Zaragoza con el título "Linaje de los Ulzurrun de Asanza. Marqueses de Tosos".

Apasionada de la historia desde joven, esta obra es fruto de la curiosidad de Hernández por conocer su árbol genealógico, con el que se remontó hasta 1495, y la historia de Tosos, pueblo del que es originario su padre y que en la actualidad cuenta con poco más de doscientos habitantes.

En sus investigaciones descubrió que lo publicado sobre la historia del pueblo apenas superaba los veinte folios, "copiados unos de otros a través del tiempo", y que en los archivos había gran cantidad de documentos de siglos pasados pero casi nada sobre el siglo XX, ha explicado a María Jesús Hernández.

A lo largo de cuatro años y a base de dedicar horas de su tiempo libre e indagar en más de una veintena de archivos, Hernández ha logrado recopilar tal cantidad de información que desde la Institución Fernando el Católico, por su magnitud, le han aconsejado distribuirla en tres obras, la primera en este libro que se presentará el próximo jueves, 20 de agosto, a las 19.00 en el municipio de Tosos.

Una segunda se dedicará a la historia del municipio y a Alcañicejo, pardina que dio origen al pueblo, según algunos autores, y la tercera, que se publicará en la revista Emblemata, se centrará en la genealogía de en otro linaje ilustre, el de los Fernández Heredia desde el siglo XIII hasta el XXI, que en otro tiempo también ostentaron el señorío de Tosos.

El de los Ulzurrun de Asanza fue el linaje que más continuidad tuvo de todos los nobles que formaron parte del concejo de Zaragoza y durante cuatro generaciones sus miembros fueron Regidores por el brazo de los Nobles, según ha constatado Hernández.

La investigadora también ha descubierto la relación de Francisco de Goya con el cuarto marqués de Tosos, Julián de Ulzurrun de Asanza y Moreno, quienes fueron vecinos en la calle Coso de Zaragoza y también coincidieron en Madrid, por lo que María Jesús Hernández cree que fue este el matrimonio que aparece en uno de los cuadros del pintor, actualmente en paradero desconocido.

Hernández se basa en una reseña del periódico La Vanguardia en la que informa del envío a Madrid de dos retratos, el del marqués de Tosos y su esposa, que un jefe de administración militar había vendido a un profesor de la escuela de Bellas Artes de San Fernando.

Para María Jesús Hernández este trabajo le ha resultado "apasionante" porque además de descubrir cosas que "ni sospechaba" de los personajes ha podido conocer otras curiosidades de la historia de Aragón y de España, como el proceso de creación de las postas de correos y es que el primer señor de Tosos, Domingo Ulzurrun de Asanza y Zabaldica, tenía el título de oficio de Correo Mayor a Italia y Flandes en Madrid.

También le han resultado curiosos los litigios por herencias o dotes, que se podían prolongar hasta tres siglos, o la "intolerancia" de los marqueses con quienes invadían sus tierras con el ganado para pastar o beber, lo que llevó a uno de ellos a un juicio por golpear con la escopeta a un pastor.

A través de este largo linaje se puede descubrir no solo parte de la historia sino el funcionamiento del reparto de las herencias entre padres e hijos, de las dotes para las hijas casaderas o religiosas, las consecuencias de la Desamortización de Mendizábal, que permitió desvincular los bienes y su venta por separado o cómo el apoyo de esta familia a la causa borbónica durante las guerras de sucesión le valió a Juan Ulzurrun de Asanza y Civera, segundo señor de Tosos, la concesión por parte de Felipe V en 1703 del título de marqués.

A partir del octavo marqués, Pedro Ulzurrun de Asanza y Barberán, quien al no tener descendencia legó todos sus bienes a un ahijado, Luis Edo Villar, patrimonio, apellidos y título quedaron desgajados.

Así, el apellido trescientos años después no se ha extinguido, mientras que el patrimonio ha ido pasando por los descendientes legítimos de Luis Edo y el título de marqués lo recuperó María Dolores Ram de Viu en 1981.

Etiquetas
Comentarios