Despliega el menú
Ocio y Cultura

Aires nuevos y mexicanos para el coso de la Misericordia

La fusión entre Casas, Cutiño y el mexicano Baillèrs no implica cambios en el pliego de condiciones, pero promete un toque americano.

Presentación de la fusión de los empresarios.
Aires nuevos y mexicanos para el coso de la Misericordia

El acuerdo alcanzado por Simón Casas y José Cutiño, integrantes de la Unión Temporal de Empresas que desde el pasado año regenta el coso de la Misericordia, con el mexicano Alberto Baillères, para lanzar la denominada Fusión Internacional para la Tauromaquia (FIT) augura ciertos aires de cambio en el coso zaragozano.

Se trata de un proyecto que pretende potenciar y defender los valores de la Fiesta, así como afrontar sus principales problemas desde una perspectiva globalizada. 

Sobre el papel, la alianza no afectará directamente a la gestión del recinto, puesto que cada empresario seguirá controlando a su forma sus plazas. Así, la Misericordia mantiene el pliego de condiciones propuesto en su día por la Diputación Provincial de Zaragoza y aceptado por la UTE compuesta por Simón Casas, José Cutiño, Enrique Patón e Ignacio Lloret, pero se une a la bolsa de más de 20 recintos repartidos por Francia, México y España de esta recién creada multinacional taurina.

El desembarco de Baillères, que ostenta la mayor fortuna del mundo del toro, supone una dosis de tranquilidad en términos económicos para los gestores de una plaza que, a pesar de redireccionarse al alza en la pasada Feria del Pilar, viene atravesando años complicados. También se espera la influencia de un particular concepto taurómaco avalado por buenos resultados al otro lado del charco.

"El acuerdo nace para hacernos más fuertes. Queremos fomentar la Fiesta y tratar sus problemas desde una perspectiva global, que unifique la tauromaquia americana y la europea", señala José Cutiño, quien asegura que el contrato de la actual UTE no se verá afectado "para nada" y las decisiones se seguirán tomando "como hasta el momento".

"Por supuesto que la Diputación de Zaragoza está al corriente de nuestros movimientos, pero el contrato que se firmó en su día no se ha modificado y el pliego de condiciones sigue siendo el mismo", completa el empresario andaluz.

Sí reconoce que el coso se "nutrirá" de aquellos aspectos que se considere que puedan repercutir. "Beilléres lleva 20 años al frente de los mejores recintos de México y puede aportarnos muy buenas ideas. Respetando la identidad de la plaza, buscaremos en qué cosas nos puede ayudar a mejorar", comenta.

En ese sentido, Cutiño no evita hablar de la "tranquilidad" que da trabajar con el empresario mexicano. "Por supuesto que se debe tener en cuenta el aspecto económico. Nos hemos fusionado con alguien potente, teniendo en cuenta que su aportación es fundamental y que todos saldremos beneficiados".

Por su parte, Simón Casas considera que al mexicano Alberto Bailléres, "tras muchos años de éxito empresarial en otros campos, sólo le queda en esta vida emprender un proyecto importante como éste, para salvaguardar el toreo y adentrarlo en el siglo XXI".

El empresario francés, que advierte que la fusión está abierta a otras empresas de cualquier país taurino, asegura que, "desde la humildad, somos conscientes de la fuerza que tenemos con este acuerdo, pero aun así sabemos que el trabajo no será fácil".¿Quién es Alberto Baillères?

El hombre en cuestión es un empresario y economista que preside el Grupo BAL, conglomerado que incluye negocios en comercio, minería, metalurgia o finanzas.

Según la revista Forbes, posee la segunda mayor fortuna del país centroamericano y la primera del mundo taurino, donde está al frente de Espectáculos Taurinos de México (Etmsa), que gestiona hasta doce plazas.

"Hemos llegado a un firme compromiso con la fiesta, que busca acabar con el desasosiego que sufre ahora mismo el sector en España", señalaba el empresario tras la firma del acuerdo.

"El objetivo de esta fusión es mejorar y fortalecer el modelo de gestión empresarial con los medios económicos y profesionales necesarios y velar por el futuro del espectáculo en su conjunto, protegiendo los derechos de todos frente a los ataques externos", completó.

Por último, Baillères ensalza "la profesionalidad, experiencia y confianza de la que gozan Casas y Cutiño, dos modelos empresariales que proyectan y cumplen las virtudes que más necesita el sector", al entender que "sus plazas tienen un fuerte poder".Las plazas que controlará la FIT

Esta fusión a tres bandas sumará el control de 22 plazas repartidas en los países natales de cada uno de los empresarios y en las próximas fechas se podría sumar alguna más.

En España, la FIT gestionará cuatro plazas de primera categoría (Zaragoza, Valencia, Málaga, y Córdoba). Entre las de segunda categoría aparecen Olivenza, Badajoz y Alicante y, por último, cosos de menor repercusión como Almendralejo, Zafra y Don Benito. Además, cabe mencionar que existen negociaciones por controlar la plaza de Vitoria.

En territorio francés, dos recintos de primera categoría: Nimes y Mont de Marsán.

Aguascalientes, Guadalajara, Monterrey, León, Ciudad Juárez, Mérida, Irapuato y Acapulco son los recintos mexicanos de máxima categoría. Un escalón por detrás vienen Yucatán y San Marcos. En total, 12 cosos.Toreros

Además, la FIT controlará a toreros de la talla de Talavante, Morante de la Puebla, Luque o Varea, protagonista del indulto a un novillo de los Maños, de nombre 'Quejoso', durante la pasada Feria del Pilar.

Etiquetas