Despliega el menú
Ocio y Cultura

Zaragoza

Nieves Herrero reivindica 'poner de moda' la lectura

La periodista y escritora ha presentado en Zaragoza su primera novela histórica, 'Lo que escondían sus ojos', publicada por La Esfera de los Libros.

Nieves Herrero en una imagen de archivo.
Nieves Herrero reivindica 'poner de moda' la lectura
OLIVER DUCH

La periodista y escritora Nieves Herrero ha afirmado que el sector del libro "está herido" y ha reivindicado ayudas para "poner de moda la lectura", porque "los libreros son como los Quijotes luchando contra los molinos de viento".

Con motivo de la presentación en Zaragoza de su primera novela histórica, 'Lo que escondían sus ojos', publicada por La Esfera de los Libros, Herrero ha hecho hincapié en que el sector del libro está "muy achuchado" y necesita apoyo de las administraciones, por lo menos en promoción de la lectura.

No obstante, se ha mostrado agradecida por la acogida que está teniendo su novela, ya por la tercera edición y 50.000 ejemplares vendidos en un mes.

Herrero narra en 'Lo que escondían sus ojos' la historia de amor que Sonsoles de Icaza, marquesa de Llanzol, vivió con el cuñado de Franco, Ramón Serrano Suñer, y dadas las ventas, ha dicho, parece que a los lectores les atrae la historia.

"Estoy contenta. No pensé que en crisis íbamos a vender así", ha admitido Herrero, aunque ha insistido en que falta "una corriente de lectura" y en ese aspecto, ha apuntado, la educación es fundamental.

En su novela, se aproxima a la aristocracia que vivió "fenomenal" después de la Guerra Civil a través del amor "arriesgado" que vivieron Sonsoles de Icaza, una mujer "vanguardista, muy intelectual" (casada con el marqués de Llanzol, que le doblaba la edad), y Ramón Serrano Suñer, entonces ministro de Asuntos Exteriores y cuñado de Franco.

"A ella le daban igual los rumores, le daba igual lo que se decía de ella, hasta el punto de que no solo pierde la cabeza sino que se queda embarazada de una niña". Esta niña resultó ser Carmen Díez de Rivera, figura de enorme trascendencia treinta años después durante la Transición.

Aunque su padre nunca la reconoció legalmente, el escándalo lo apartó del gobierno para siempre y ambas familias ocultaron el asunto como si nunca hubiera existido.

Después de asumir el "reto" de escribir su primera novela histórica con un "sacrificio personal gordo" y de llevar todavía a la marquesa de Llanzol "de la mano", Herrero ya trabaja en la búsqueda de nuevos personajes entre las décadas de los veinte y cincuenta del siglo pasado para una segunda novela histórica.

"Ya estoy otra vez con el anzuelo a ver a quién pesco" intentando encontrar otro personaje "tan potente" como el de Sonsoles de Icaza, que le ha marcado, ha dicho, "de por vida".

Etiquetas