Despliega el menú
Ocio y Cultura

Cine

El cineasta Jaime de Armiñán, Goya de Honor

"Toca que sea el honorífico porque ya no hacemos cine". El veterano realizador y guionista ha recibido la noticia "con cierta congoja y alegría".

Foto de archivo de Jaime de Armiñán
El cineasta Jaime de Armiñán, Goya de Honor 2014
EFE

 La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas ha distinguido al realizador y guionista madrileño Jaime de Armiñán con el Goya de Honor 2014.

La Junta Directiva de dicha institución ha acordado otorgarle la distinción por su "dedicación apasionada al medio cinematográfico desde los años sesenta", así como por la creación de un cine "comprometido con su tiempo" y el "potencial de historias ideadas siempre alejadas de los convencionalismos", según un comunicado.

El cineasta, agrega la nota, ha recibido la noticia "con cierta congoja y alegría".

"Toca que sea el honorífico porque ya no hacemos cine. Un cineasta nunca se retira, tengo una comedia casi terminada y escribo casi todos los días. Los que son como yo no podemos jubilarnos porque lo hacemos únicamente cuando nos vamos a la triste fosa", ha manifestado De Armiñán en al nota.

El creador de míticas series como 'Juncal', ha afirmado sentirse "encantado y feliz" pero no ha querido hablar más.

"Es un poquito pronto para hablar, no ha llegado el momento porque estaba saliendo a la calle", ha dicho el cineasta al poco tiempo de que se hiciera pública la noticia de su galardón.

De Armiñán (Madrid, 1927), es hijo de Luis de Armiñán, periodista en 'El Heraldo de Madrid' y de la actriz Carmen Oliver, por lo que en una de las actuaciones de su madre, siendo aún niño, en el teatro su camino se cruzó con el de Fernando Fernán Gómez.

La Guerra Civil la pasó en San Sebastián, donde estudió Derecho y, desde muy joven, trabajó como colaborador en revistas como 'Fotos' y 'Dígame'.

Tampoco se le resistió la dramaturgia, como demuestran piezas como 'Eva sin manzana", premio Calderón de la Barca en 1953; 'Nuestro fantasma', premio Lope de Vega, o 'Paso a nivel'.

Pero fue al contraer matrimonio con la intérprete Elena Santoja cuando hace su primera incursión en Televisión Española, donde empezó a escribir para el espacio 'Entre nosotras'.

En esta etapa fue el responsable de series como 'Las doce caras de Juan', 'Galería de maridos', 'Tiempo y hora' o 'Fábulas'. También escribió mano a mano con Narciso Ibáñez Serrador "Historias de la frivolidad", programa especial que ganaría el Gran Premio de Montreux.

Fue su amigo Adolfo Marsillach el que le propuso para su primera aparición como guionista en unos títulos de crédito cinematográficos con 'El secreto de Mónica', de José María Forqué (1961).

A partir de ahí le encargaron otros guiones para 'La becerrada', 'Las gemelas', 'Tengo 17 años' o 'Yo he visto la muerte', hasta debutar en 1969 como director de cine con 'Carola de día, Carola de noche', película protagonizado por Pepa Flores y Tony Isbert.

Tras su opera prima vino 'La Lola dicen que no vive sola' y 'Mi querida señorita', título que le dio el espaldarazo definitivo. Coescrita y producida por el recientemente desaparecido José Luis Borau, fue nominada para el Oscar de Hollywood, galardón que fue finalmente a las manos de Luis Buñuel, que representaba a Francia con 'El discreto encanto de la burguesía'.

'Un casto varón español', "El amor del capitán Brando", "Al servicio de la mujer española", "El nido", con la que volvió a ser nominado al Óscar, "En septiembre", "La hora bruja", "Mi general", o "El palomo cojo" son otros de los títulos que completan la filmografía de este realizador extemporáneo a su tiempo y a su cine.

'14, Fabian road' es su última película como director, en la que ha dirigido con 81 años a las actrices Ángela Molina, Ana Torrent y la argentina Julieta Cardinali, y por la que pasó por el Festival de Málaga.

Etiquetas