Despliega el menú
Ocio y Cultura

Zaragoza

Nace un nuevo escenario al aire libre en Zaragoza

La sala Creedence sale a la calle este sábado por primera vez con el concierto de Black Jamming.

Una noche en la plaza de San Lamberto de Zaragoza
Nace un nuevo escenario al aire libre en Zaragoza
HA

"Mi sueño es ver renacer esta placita nuestra que está tan mal" cuenta ilusionado Raúl Ezquerra, dueño de la sala Creedence. Se refiere a la plaza de San Lamberto, un lugar muy céntrico y al mismo tiempo un gran desconocido de la capital aragonesa.

"Estamos a tres minutos de la plaza España", se lamenta Raúl "y, sin embargo, muy poca gente se pasa por aquí. Piensan que es el Bronx". La plaza San Lamberto gozó de mala fama en el pasado, pero ahora es una zona de la ciudad que empieza a renacer gracias a locales como la sala Creedence, la bocatería Pan y cebolla, La ventana cultural, un centro de actividades culturales, y el restaurante Ana Saz.

Este fin de semana puede suponer un antes y un después para este céntrico espacio zaragozano. Aprovechando la celebración deLa Noche en Blanco, este sábado 22 de junio, la Creedence montará un escenario en el exterior, junto al sitio que ahora ocupa su terraza, para sacar el sonido en directo que habitualmente inunda el local a la calle. Y es que, la Creedence es un bar que huele a palomitas recién hechas -una cortesía de Raúl con sus clientes-, una terraza que como su rockero eslogan reza no tiene ni ruidos, ni sol, ni servicio de terraza. Pero, sobre todo, es un hogar para la música en directo, que se da cita en este particular local todos los jueves, viernes y sábados.

Para el estreno de este nuevo escenario al aire libre han elegido al grupo Black Jamming, un conjunto de alma cubana, viejos conocidos de los escenarios zaragozanos. El grupo es una formación integrada por músicos de diferentes formaciones: Tinglao Fusión Band, Karamba, Fulanito de Tal..., reunidos para tocar bajo el nombre de Black Jamming. El repertorio, en el que el común denominador es la música negra de los 70 y 80, contará con temas de Leonel Richi, Stevie Wonder, Rick James, Kool & the Gang y Bob Marley.

Black Jamming tocarán durante dos horas, de 22.00 a 00.00. "Cumpliremos los horarios" asegura Raúl, "no queremos que nadie se enfade. Los vecinos son los primeros que quieren que la plaza se vuelva a llenar de vida". La entrada es libre y, además, este joven empresario zaragozano va a lanzar una promoción especial aprovechando el evento: los 50 primeros clientes obtendrán una tarjeta con la que tendrán un 50% de descuento para siempre en las consumiciones de la terraza.

Esta será la primera vez que los conciertos de la Creedence salgan a la calle, pero todo apunta a que no será la última. "Me gustaría montar el escenario en las fiestas del Pilar" asegura Raúl. Si todo va bien, la plaza San Lamberto podría convertirse, al menos algunas noches del año, en un nuevo escenario de una ciudad muy necesitada de nuevas opciones de ocio.

Etiquetas