Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Desde Rusia con humor

Bernal, el zar del cómic

El dibujante aragonés José Antonio Bernal visita de nuevo el Festival de Cómic de Moscú como único representante español en la muestra.

José Antonio Bernal, durante un taller en la pasada edición del festival
Bernal, el zar del cómic
HERALDO

Bernal (Zaragoza, 1979) es un “monigotero” -según se autodefine-, de sobra conocido en el mundo del cómic y el humor gráfico. Sus trabajos en la revistas 'El jueves', 'Panenka', 'Retranca' y 'Territorio Naranja' dan buena cuenta del talento de este artista aragonés, que trasciende más allá de nuestras fronteras.

Desde hoy se encuentra de nuevo en Moscú, participando por segundo año consecutivo en el Festival Internacional de Cómic que se celebra en la capital rusa del 26 de abril al 9 de mayo. En la pasada edición, Bernal participó en un interesante proyecto junto a otros ocho autores procedentes de diferentes países. Se trataba de que cada uno de ellos elaborase un cómic sobre los numerosos casos de xenofobia entre los jóvenes rusos.

La obra que Bernal realizó en 2011 se titula 'Apocalipse', un total de 15 páginas en las que, a través del humor, defiende la igualdad frente a la discriminación de cualquier tipo. Tanto el trabajo del dibujante aragonés como el del resto de sus compañeros fue distribuido en centros de menores para concienciar a la juventud. Estas instalaciones “no tienen nada que ver con las de España; son auténticas cárceles”, explica Bernal.

Para la creación de 'Apocalipse', Bernal se inspiró en la religión, muy presente en la vida moscovita. El mensaje que el autor transmite es que los extremismos, de cualquier tipo, no conducen a nada: “Todos somos iguales. Y Dios juega un papel importante en la historia que quería contar”, afirma.

La programación del festival es completísima y cuenta con numerosos actos: talleres, conferencias, firmas de autores... “El año pasado no tuve apenas tiempo para ver la ciudad. Espero ir menos apurado”, señala Bernal. Esta vez pasará seis días participando y disfrutando de las actividades. “Es un festival muy intenso, lleno de actividades”, añade.

Esta cita con el mundo del cómic es distinta a otras que se celebran en Europa. Como explica José Antonio Bernal: “No es un festival de venta. Quieren darse a conocer a nivel europeo y se centra principalmente en el trabajo de los dibujantes más allá de lo comercial: el cómic como profesión”.

En cuanto al humor español y el ruso, para Bernal “no existe diferencia. El buen humor es universal. La única diferencia con el humor gráfico ruso es que allí existe una censura que impide bromear con ciertas cosas”.

La crisis no hace mella en el mundo del cómic, que cada vez cuenta con más editoriales y más artistas aragoneses publicando sus obras. “En Aragón siempre ha habido cantidad de dibujantes buenísimos. No se si será el agua del Ebro o qué”, bromea Bernal. “El humor nunca está en crisis, siempre es necesario. Todo se lleva mejor si sabemos reírnos de los problemas. Por eso me dedico a esto”.

Etiquetas