Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Pirateo

De Irisarri aboga por que la literatura se adapte a los nuevos formatos

La escritora zaragozana ha apostado por la adaptación de la literatura a los nuevos formatos pero ha rechazado el "gratis total".

La escritora zaragozana Ángeles de Irisarri ha apostado porque la literatura se adapte a los nuevos formatos, pero ha rechazado "el gratis total" en la cultura porque "me quitan el pan de la boca y, lo peor, no me piden permiso y me roban".

Así lo ha manifestado en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha señalado que "una cosa es que te pidan algo gratis y puedas aceptarlo" y otra "que te lo roben; eso no lo puedo aceptar", ha dicho, tras comentar que hay libros suyos en la red, incluso audiolibros, publicados sin su conocimiento, lo que le llevó a presentar dos denuncias a páginas web hace algo más de dos años.

En julio del año pasado, un juzgado en Lérida determinó, respecto a una de ellas, "que no era un delito penal" y le indicó que podía acudir a la vía civil, algo que no ha hecho en previsión de la aprobación de legislación al respecto.

Ha agregado que es posible que en 2011, año en el que no público ningún libro, "me hayan pirateado más libros de los que he vendido en las librerías".

A su entender, la presencia de páginas web piratas "tiene mala solución" puesto son "difíciles de controlar" y sería necesario que se pusieran de acuerdo "todos los países del mundo" porque si se cierra una página en un país, se abre en otro.

Además, ha realizado una llamada de atención a las "grandes marcas" que se anuncian en esas páginas web y a las empresas que las alojan en sus servidores, que son "colaboradores necesarios".

Ni una hoja de papel

La escritora ha vaticinado que es posible que "dentro de diez años aquí no quede ni una hoja de papel", algo que "irá bien para los bosques", y que supone que "se da un cambio" de formato que, "lógicamente, hay que reglamentar porque han surgido esos piratas, sino no haría falta".

Respecto a los nuevos formatos, ella misma se ha mostrado interesada en adquirir un dispositivo de lectura digital, para opinar que la posibilidad de autoeditarse en la red "puede venir muy bien para quienes empiezan o no tienen un editor que les publique en papel".

Asimismo, ha comentado que hay páginas web "que tienen edición en papel mediante encargo", aunque los libros "que se venden para descarga todavía son caros", a pesar de que "han bajado algo" los precios.

De Irisarri ha aseverado que si "se va abajo el negocio del autor y con él se van abajo multitud de negocios" y ha advertido de que "el libro más vendido ahora, vende, a lo mejor, 30 veces menos que hace cuatro años".

De papel, nada

La escritora ha abogado por adaptarse a los nuevos tiempos porque quienes ahora tienen 13 y 14 años "son del ordenador y de otros dispositivos" y, "dentro de diez años, cuando tengan veintitantos, de papel nada".

Ángeles de Irisarri ha considerado que los nuevos dispositivos ocupan poco lugar y, sin embargo, reúnen muchas obras, de forma que "no necesitas librerías", en un momento en el que "la casas son más pequeñas".

En este sentido, se ha referido a la prensa escrita y ha comentado que "por internet puedes ojear muchos periódicos" y no sólo uno y si bien "a mí me gusta tener el periódico cuando me levanto, nos acostumbraremos a no tenerlo", igual que "el libro convencional, que en pocos años estará muerto".

En 2012, De Irisarri ha recuperado su novela 'Isabel, la reina', sobre el personaje histórico Isabel la Católica, que espera que tenga buena acogida entre el público, en un momento en el que ha reconocido que hay una crisis económica "como yo no había conocido ni oído" y "hay mucha gente que tiene que ir a comer de caridad y primero es comer, vamos a ser claros".

Etiquetas