Despliega el menú
Ocio y Cultura

GESTIÓN CULTURAL

CHA pide que los directores de los museos se elijan por concurso público

En su opinión, el perfil de los responsables de los museos no debe ser político, ya que los directores de los centros de producción y creación artística de titularidad pública deberían contar con una trayectoria cultural.

Chunta Aragonesista (CHA) ha propuesto la elaboración de un código de buenas prácticas para las instituciones culturales aragonesas de titularidad pública, que incluya la puesta en marcha de una convocatoria internacional para la selección de los directores de los museos y centros artísticos.

El objetivo de esta propuesta es avanzar en la "modernización, democratización y profesionalización" de la gestión y del funcionamiento de las instituciones culturales, ha explicado en rueda de prensa el diputado de CHA Gregorio Briz.

En su opinión, el perfil de los responsables de los museos no debe ser político, ya que los directores de los centros de producción y creación artística de titularidad pública deberían contar con una trayectoria cultural y presentar un proyecto museístico, cultural o artístico adecuado, además de moverse en un contexto internacional.

Por ello, CHA insta al Ejecutivo autonómico, en una proposición no de ley que ha presentado para su debate en el próximo pleno de las Cortes de Aragón, a que presente en la Cámara, antes de tres meses, un Código de Buenas prácticas de Museos, Centros Culturales y Centros de Producción y Creación Artística de titularidad pública.

En dicho documento se establecerá la selección de los directores atendiendo a los principios de publicidad y concurrencia, mediante un concurso internacional en el que se tengan en cuenta "el mérito, la capacidad y la idoneidad" de los aspirantes, a los que posteriormente una comisión evaluará sus resultados, ha dicho Briz.

Según este diputado, la propuesta es una fórmula "bastante sencilla" y con la que el director general de Cultura, Humberto Vadillo, debería estar contento, además de aplicarse ya en otras comunidades como la catalana.

A su juicio, muchas veces no se aplica el concurso de méritos y proyectos para cubrir esas plazas de responsables culturales y funciona "el dedo, el amiguismo o las personas afiliadas (a un partido)".

En este sentido, Briz ha afirmado que no debería coincidir el mandato de un director de un museo con el periodo legislativo por lo que, ha insistido, habría que desligar su designación con el ciclo político porque "las instituciones culturales están por encima de la política".

"Hay que evitar dependencias de tipo político" y hacer que se imponga "la profesionalidad ante las ideologías", ha recalcado Briz.

Etiquetas