Despliega el menú
Ocio y Cultura

LIBROS

Una confluencia de factores precipita en 2011 la migración al libro digital

Se mantiene, no obstante, un desajuste en las ventas que los expertos achacan a los "escandalosos" niveles de piratería de libros digitales en España.

Una confluencia de factores, liderados por "el desembarco" en España de las grandes distribuidoras de libros en Internet, de forma casi simultánea tras el verano, está precipitando la migración al libro digital y 2011 se postula como el año de "inflexión" del despunte del proceso, pero no de las ventas.

Así lo explica el director general global de Prisa Ediciones (área de ediciones generales de Santillana), Fernando Esteves, para quien el "impacto" de todos estos factores, por los drásticos cambios que traerá consigo, podría compararse al de la invención de la imprenta.

El lector se está acostumbrando de forma "rapidísima" a leer de forma digital, incluso las personas mayores, al contrario de lo que algunos pensaban, porque este tipo de libros tiene grandes ventajas, por ejemplo, permite aumentar el tamaño de la letra o disponer de un tipo de tinta que no cansa a la vista, dice.

No solo "el desembarco" casi simultáneo de las grandes distribuidoras de libros en la red está detrás de la prevista "inflexión" hacia lo digital en España, sino también "la eclosión" este año de nuevos negocios editoriales en la red, y de distintos reproductores de lectura electrónica, junto con un "significativo" aumento del número de dispositivos móviles, y por ello, de lectores en internet.

Toda este favorable panorama para la expansión de la lectura digital, se ha visto acompañado, además, de un mayor auge y actividad en las redes sociales en los últimos meses, que han adquirido un relevante papel en la promoción de contenidos editoriales, muchas veces de forma espontánea.

Esteves no cree, sin embargo, que este repunte de lectores digitales se vea todavía acompañado de un significativo incremento de las ventas de libros.Desequilibrio entre lectores y ventas

El desequilibrio entre lectores y ventas se debe principalmente a "los escandalosos" niveles de piratería de libros digitales en España, por encima del 49%, según los datos, lo que el responsable de Prisa Ediciones achaca no sólo a una legislación poco contundente, sino sobre todo a factores culturales.

Así, ha advertido de que en España y en Latinoamérica, en general, "el comprador o usuario de internet interpreta los contenidos web como gratuitos; es como si pensara que lo digital por ser intangible no mereciera ser comprado".

Esteves ha destacado los bajísimos niveles de penetración de lectura digital en España, que lleva una década de retraso frente a países como Reino Unido o Estados Unidos, en donde las tasas rondan el 20%, y en ocasiones, con ciertos títulos, los índices superan el 30%.

No obstante, confía en una reducción paulatina de esta brecha digital, con la consolidación progresiva de la migración digital en España, que "alterará" toda la cadena de valor de la industria del libro, en los términos establecidos hasta ahora.Reestructuración del sector

El sector tendrá que "reestructurarse", y se pondrá "en tela de juicio" la supervivencia de algunos de los intermediarios de la cadena editorial, de modo que unos sobrevivirán y otros desaparecerán, siendo los autores y los lectores los únicos actores que persistirán de seguro.

Todo apunta a que el crecimiento de lo digital en los países de habla hispana despunte, primero, en España, y luego, en Latinoamérica, con una tendencia en progresión geométrica hasta dentro de unos años, cuando se estabilizaría el proceso, con la coexistencia un tiempo del libro impreso y virtual.

Esteves ha destacado los fuertes ritmos de digitalización editorial de Santillana, pese a las trabas en ámbitos como los derechos de autor, con unas previsiones para el año próximo de oferta electrónica que doblará la actual, con cifras de entre 1.500 y 2.000 ejemplares respecto al total.

Etiquetas