Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

TOROS

Padilla, que hoy está más desmoralizado, abandonará la UCI esta tarde

Su hermano ha explicado que el torero le ha dicho que no quiere dejar de torear, pero Óscar Padilla ha reconocido que "la realidad es otra" porque tiene "un daño muy fuerte".

El diestro Juan José Padilla coloca un par de banderillas al toro que le corneó en el siguiente par
Padilla, que hoy está más desmoralizado, abandonará la UCI esta tarde
EFE. JAVIER CEBOLLADA

El torero Juan José Padilla, que el pasado viernes sufrió una grave cornada en Zaragoza, está hoy más desmoralizado al ser consciente de las secuelas en la cara que le van a quedar tras el incidente, pero evoluciona favorablemente y esta tarde abandonará la UCI.

Según han confirmado fuentes hospitalarias, el torero abandonará la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Miguel Servet esta tarde, porque aunque su estado sigue siendo grave, evoluciona favorablemente.

El hermano del torero, Óscar Padilla, ha indicado en declaraciones a los medios a las puertas del hospital que el diestro está hoy "bastante más desmoralizado" porque, aunque "gracias a Dios su vida no corre peligro", ya "se está ya dando cuenta de las secuelas que le pueden quedar", es decir, la parálisis en la cara y en el ojo.

Padilla fue corneado en el rostro el viernes tras clavar el tercer par de banderillas al cuarto toro de la ganadería de Ana Romero en la segunda corrida de la Feria del Pilar.

Su hermano ha explicado que el torero le ha dicho que no quiere dejar de torear, pero Óscar Padilla ha reconocido que "la realidad es otra" porque tiene "un daño muy fuerte" y parálisis en la cara, el ojo, el párpado e incluso en la lengua. "Él lo dice porque es muy fuerte", pero la familia duda de que vaya a ser fácil que Juan José Padilla vuelva a los toros.

Ha reconocido que la cornada, tan grave, ha sido "un shock" para la familia, pero "gracias a Dios y al equipo médico" del hospital Miguel Servet su vida no corre peligro "y lo tienen bastante controlado".

Respecto a su estado de ánimo, ha dicho que Padilla es "consciente" de lo que le pasa y que por eso hoy estaba "más decaído". Ahí entra ahora, ha añadido, el trabajo de la familia y hacerle ver que las secuelas son en la cara, "pero que los pies y las manos y la cabeza los tiene perfectamente" y "va a poder hacer una vida relativamente normal en un futuro".

Con casi total seguridad no vuelva a recuperar la visión en el ojo izquierdo, aunque la familia mantiene una pequeña esperanza a este respecto, ya que el nervio no ha llegado a partirse.

Por eso, ha dicho Óscar Padilla, "habrá que esperar a que los vasos sanguíneos hagan su trabajo, a base de tiempo, de que pueda oxigenarse y de que la visión a lo mejor poco a poco la puede recuperar, pero en principio está perdido".

Finalmente, aunque ha asegurado que esto "no viene de nuevo" porque la familia "ha sufrido mucho" con las casi 35 cornadas que ha sufrido Padilla durante su carrera, ha enfatizado que ésta ha sido muy fuerte.

Además de que le ha llegado "a destiempo", porque el diestro "se estaba planteando la vida de otra forma, toreaba menos, unas 38 o 40 corridas" para disfrutar más "de su familia y de su casa".

Etiquetas