Ocio y Cultura
Suscríbete

EVENTO CULTURAL

Más de 400 profesionales de las artes escénicas en la Feria de Teatro de Huesca

Además de la treintena de actuaciones abiertas al público, hay foros de debate y mercado de espectáculos.

Roser Vila, Joan Raga, Roberto Taboada y Andrés Beladíez entre el público, momentos antes de la inauguración de la Feria.
Más de 400 profesionales de las artes escénicas en la Feria de Teatro de Huesca
RAFAEL GOBANTES

Un certamen para conocer propuestas escénicas novedosas, un lugar en el que dejarse ver, una feria en la que presentar tu nueva obra y conseguir algunos contratos, una muestra para establecer contactos con gestores, creadores o distribuidores, un encuentro en el que el aire huele a 'puro teatro'. Así definen la Feria Internacional de Teatro y Danza de Huesca que ayer arrancó algunos de los programadores, distribuidores, asesores culturales o directores de compañías que participan en esta exhibición que cumple 25 años y que, a pesar de la crisis, reúne a más de 400 profesionales del sector hasta el viernes.

¿La capital de las artes escénicas? Estos días es Huesca. Pero no solo por la treintena de actuaciones que se han programado dentro de la Feria Internacional de Teatro y Danza y que están abiertas al público en general, sino también porque los profesionales tienen aquí una cita ineludible. 'Mercado de espectáculos' con más de 30 stands en el Palacio de Congresos, showcase o pequeñas demostraciones del trabajo de las compañías, un foro para proponer ideas con las que desafiar a la crisis, jornadas técnicas para abordar temas como la traducción o las nuevas tecnologías son algunos de los puntos que también contempla el programa que atrae a cientos de profesionales de toda España.

"Desde 2005, soy un habitual de la feria. Vengo por ver espectáculos, sobre todo las propuestas francesas y las de danza y trabajo físico", explica Roberto Taboada, un programador que llega desde Vigo. Mientras que Andrés Beladíez ha viajado desde Castilla la Mancha. Como asesor artístico lo que más le interesa de la cita oscense es "ver espectáculos y establecer contactos con gestores, creadores o distribuidores". Además, hace hincapié en el ambiente que se respira, en que las compañías hablan de sus nuevos proyectos y, en definitiva, en que todos forman parte de este 'mundillo' del teatro.

Mientras que Roser Vila está justo en el otro extremo. Ella es distribuidora y aunque en ocasiones ha venido de vacío, no se descuida porque siempre puede ver "algún trabajo que me interesa y me puedo ofrecer para comercializarlo". Pero este año es diferente, porque bajo el brazo ha traído dos espectáculos, el de la compañía Daraomaï que ayer abrió la feria y el de Atempo Circ, que con un estreno absoluto, 'Après', cerrará el certamen el viernes. Por eso los nervios eran ayer sus compañeros de viaje mientras saludaba a amigos, conocidos, programadores y técnicos culturales a las puertas del Centro Cultural del Matadero. Entre otros, estaba Joan Raga, de la compañía valenciana Scura splats. "Hemos venido con un stand", comenta y aunque no quiere hacer cábalas sobre los contratos que aquí pueda conseguir, si subraya que Huesca y su feria es un referente nacional. "Venimos por estar en el candelero, por ver espectáculos diferentes, las nuevas tendencias...".

En lo que sí están todos de acuerdo es en que la crisis se ha dejado sentir en el sector, pero que eso no afecta a la calidad de los espectáculos ya que los profesionales siguen dándolo todo por impactar al espectador, levantarle una sonrisa o conseguir que se evada de sus problemas.

Etiquetas