Ocio y Cultura
Suscríbete

Aniversario

El Museo de Dibujo de Larrés celebra sus 25 años "alimentado de generosidad"

El 14 de abril de 1986 el Museo abrió sus puertas con 350 obras. En la actualidad dispone de más de 4.400, de las cuales "el 99,9% son donaciones" que han logrado "dotar de vida" a este espacio.

Alfredo Gabín, hijo de Alfredo Gabín, impulsor del centro
El Museo de Dibujo de Larrés celebra sus 25 años "alimentado de generosidad"
EFE

El Museo de Dibujo 'Julio Gavín-Castillo de Larrés', ubicado a seis kilómetros de Sabiñánigo (Huesca), celebra este año sus bodas de plata "alimentado de la generosidad" de artistas, galeristas, marchantes y coleccionistas, pero "sobrecogido" por la precariedad de ayudas y subvenciones.

Esa "generosidad" ha hecho posible convertir "una utopía en una realidad", explica el director del museo, Alfredo Gavín, hijo de Julio Gavín, impulsor del centro ya que fue su empeño y relación personal con distintos artistas lo que hizo posible su apertura hace un cuarto de siglo.

El museo, único dedicado al Dibujo en España junto al museo ABC de Madrid inaugurado el pasado año, es propiedad de la Asociación de Amigos de Serrablo.

Julio Gavín, como presidente del colectivo, quiso recuperar este castillo del siglo XV y logró, en 1983, que los hermanos Castejón Royo lo vendieran "por el precio simbólico de una peseta", favoreciendo así el inicio de su restauración.

El 14 de abril de 1986 abrió sus puertas con 350 obras, cuando en la actualidad dispone de más de 4.400, y de las que "el 99,9% son donaciones" que han logrado "dotar de vida" a este espacio.

Estructurado en 17 salas, en el mismo pueden encontrarse dibujos en papel, cartón, cartulina, lienzo o tabla en los que se exhiben dibujos artísticos, ilustraciones desde principios del siglo XIX hasta la actualidad, dibujos originales para cajas de cerillas, carteles de cine o humor gráfico realizado por Chumi Chúmez, Serafín, Eduardo López Maturana, Peridis, Mingote, El Roto o Cano.

El cómic también tiene cabida en este centro que cuenta también con obras de Zuloaga, Pradilla, la Escuela de Vallecas, Dalí, Vazquez Díaz, Pablo Serrano, Antonio Saura, Alcorco, Isabel Guerra, Azorín o Alberto Duce.

"A lo largo de estos 25 años el museo ha adquirido un nombre y eso nos ha ayudado mucho", apunta Gavín, quien agrega que en el último mes tres artistas españoles afincados en Nueva York han contactado con él para cederle una obra: Teo González, Lluis Lleo y Hugo Fontella.

Un referente en Aragón

El museo se ha convertido en "un referente" y muchas instituciones le solicitan la cesión de obras como es el caso de la Biblioteca Nacional de Madrid que exhibe una acuarela de Félix Lafuente en la exposición dedicada a Joaquín Costa o la colección de 31 piezas que se puede contemplar en la muestra 'Cinco de diez' promovida por el Gobierno de Aragón.

"El objetivo del museo es que no se quede aquí, sino crear exposiciones fuera", insiste Gavín, quien subraya que "tiene que estar vivo" y ésta es la forma "de devolver la confianza a los autores".

En sus paredes cuelgan 380 obras entre las salas permanentes que se renuevan anualmente y los dos espacios dedicados a exposiciones temporales que suman una treintena a lo largo de estos 25 años.

Desde hace diez años, el museo dispone también de una biblioteca y un archivo en el que se puede encontrar toda la bibliografía de los artistas que tienen obra en el museo "y la catalogación de artistas que quieren tenerlo".

A este respecto, Gavín afirma que existe material sobre Picasso y que el artista Antonio Villa-Toro "nos ha prometido un dibujo" del pintor malagueño.

El Museo de Dibujo Castillo de Larrés, que incorporó el nombre de Julio Gavín tras su fallecimiento en 2006, ha sido el primer museo privado que entró a formar parte de la red nacional de museos y ha obtenido premios como la medalla de Oro a las Bellas Artes en 1985 o el Europa Nostrum en 2002.

Además, está incluido en el proyecto Domus, una aplicación informática de museos en red, que permite consultar sus fondos.

Los principales problemas a los que se enfrenta son la disminución del número de visitantes experimentada en los últimos años, aunque desde abril de este año se han acercado al mismo 5.500 personas, y la situación "precaria y preocupante" porque sobrevive con subvenciones y ayudas de empresas que, debido a la crisis económica, "se están reduciendo".

El museo celebra sus bodas de plata con la exposición '25 años', que se puede visitar hasta el próximo mes de enero, y que reúne la obra de 33 artistas que a lo largo de este periodo han sido parte importante en la vida del centro como Isabel Guerra, Celedonio Perellón, Azorín, Beulas, Torrijos, Alvira o Villa-Toro.

Etiquetas