Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

600 títulos EN EL DISPOSITIVO

Los 'e-book' triunfan en la Biblioteca de Aragón

Los 44 libros electrónicos de que dispone la Biblioteca de Aragón están permanentemente ocupados desde que se iniciara el servicio de préstamos de estos dispositivos el pasado mes de marzo.

Los clásicos en formato e-book
Releer los clásicos en la pantalla del e-book
JOSE MIGUEL MARCO

Volver a leer las grandes obras de la literatura universal en un nuevo formato es el principal motivo de llevarse uno de los 44 e-books con los que cuenta la Biblioteca de Aragón desde el pasado mes de marzo. Los socios han acogido esta propuesta con gran éxito, ya que los dispositivos «suelen estar siempre prestados», según indican los responsables del centro, aunque no saben «si es por la novedad o por la utilidad».

El perfil de estos lectores electrónicos sería un español de mediana edad, con estudios universitarios y gran aficionado a leer. En la encuesta realizada tras devolverlo, consideran útiles tanto el nuevo formato como el tradicional en papel.

La mayoría de ellos se han iniciado en la lectura en pantalla a través de este servicio, cuyos dispositivos han sido proporcionados por el Ministerio de Cultura dentro de un programa piloto que abarca un total de 15 Bibliotecas Públicas del Estado.

Se trata de una pantalla pequeña, no es como una tableta, por lo que las personas más mayores no optan por esta nueva modalidad de lectura, aunque se puede ampliar el tamaño de la letra. Sin embargo, entre los que ya han podido disfrutar de este servicio se encuentra un señor mayor que «asegura estar encantando», relatan los encargados de la sección.

Cada libro electrónico contiene unas 600 obras clásicas, la mayoría en español y otras en inglés, francés o italiano, como por ejemplo: ‘El Quijote’, ‘El Alcalde de Zalamea’, ‘El Buscón’, ‘Cuento de Navidad’ o ‘La vuelta al mundo en 80 días’.

Para poder coger prestado uno de estos e-books hay que acercarse al mostrador de socios para demandarlo, aunque posteriormente será atendido en otra zona ya que deberá firmar una serie de documentos aceptando las normas de uso, porque si no las cumple tendrá que hacer frente a una sanción económica.

Los dispositivos se prestan durante un mes y no se puede renovar el plazo ni realizar reservas, aunque puede consultar la disponibilidad a través de la página web de la biblioteca.

Etiquetas