Despliega el menú
Ocio y Cultura

MÚSICA

Kiko Veneno y Russian Red, dos alquimistas en Pirineos Sur

El genio catalán (que este viernes estará en Zaragoza) y la magnética madrileña comparten este jueves foco en Lanuza (22.00).

Russian Red, en el hotel Alfonso I de Zaragoza.
Kiko Veneno y Russian Red, dos alquimistas en Pirineos Sur
ELENA DE LA RIVA

Noche grande en Pirineos Sur. Maestro y alumna aventajada. Palos muy distintos para una misma realidad: hay madera. Kiko Veneno y Russian Red compartirán este jueves escenario en Lanuza, para satisfacción de un público que será variopinto por decantación. El maestro venenoso siempre va un paso por delante, porque no tiene miedo de coger carrerilla y sabe perfectamente cuando y dónde hay que saltar. La 'lolita' madrileña que canta en el idioma de Shakespeare se ha ganado el respeto de la audiencia desde un doble plano creativo: la composición y la interpretación.

El catalán Kiko Veneno -nació en Figueras hace 59 años- se estableció en Sevilla cuando tenía solamente nueve. Ese viaje vital fue decisivo para que el futuro músico dibujase con mano firme ese hermanamiento de sonidos aflamencados y pop. El primer disco del proyecto Veneno, con Kiko y los hermanos Raimundo y Rafael Amador, data de 1977 y fue uno de los trabajos más rompedores que se hayan grabado en España. La mixtura de flamenco, rock, actitud punk y textos surrealistas no fue entonces bien asimilada, pero el paso del tiempo ha hecho justicia al carácter visionario y adelantado a su tiempo de esa grabación. Durante los ochenta, Kiko editó tres álbumes sin demasiado impacto, aunque ganó notoriedad televisiva por sus apariciones en 'La bola de cristal'. El reconocimiento masivo llegó en 1992 con 'Échate un cantecito', en alianza con Santiago Auserón. Temas como 'Lobo López', 'Echo de menos', 'Joselito' o 'En un Mercedes blanco' son ineludibles en su repertorio. En 2001 rompió con la industria discográfica, fundó sello propio y graba desde entonces por su cuenta, aunque en el disco 'Dice la gente' firmó una alianza de edición con Warner Music. Su influencia en el mestizaje musical es innegable, con el matiz de la autenticidad que destila siempre un trabajo firmado por Kiko Veneno: todo natural, mucho color sin conservante alguno.

Mucho ruido a la chita callando

Lourdes Hernández, la chica que vive debajo del nombre artístico Russian Red, es una jovencísima madrileña que acaba de editar su segundo disco 'Fuerteventura', después de arrasar con el primero, 'I Love You Glasses', hace tres años. Se trata de una de las artistas más significativas del panorama nacional en la actualidad, capaz de patearse el circuito madrileño de cantautores y salir vivísima del entuerto -hasta trascenderlo- sin renegar de su pasado.

Lourdes colecciona reconocimientos, tanto de la industria como del público: el Pop Eye al disco revelación 2008, la mejor voz femenina de 2009 o las tres nominaciones a los Premios de la Música son datos que certifican su éxito. La televisión y el cine también han sucumbido a Russian Red: sus canciones se han vuelto una parte esencial de grandes campañas de publicidad para Häagen-Dazs, series de televisión o películas como 'Habitación en Roma' de Julio Medem, por la que fue candidata a los premios Goya como mejor canción.

Etiquetas