Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

FALLECE LA DIVA DEL SOUL

Estado de 'shock' tras la muerte de Amy Winehouse

Los progenitores de la cantante, verdaderos testigos de las adicciones de su hija, están destrozados.

Recuerdos de la cantante frente a su vivienda en Londres
Los padres de Amy Winehouse, en estado de shock tras su muerte
AFP

El fallecimiento de Amy Winehouse ha pillado por sorpresa a sus seres queridos y a sus fans, pero sus padres, que han sido los verdaderos testigos de las adicciones de su hija, se encuentran totalmente devastados.

Mitch y Janis Winehouse habían admitido en multitud de ocasiones que su hija tenía problemas con la droga y el alcohol, pero creían que todo era «cuestión de tiempo». Su primera meta había sido siempre que su hija reconociera su problema, «ella se negaba», confesaban hace unos años en una entrevista, a la par que añadían «hemos estado viéndola matarse a sí misma lentamente».

Según Mitch, el verdadero problema de su hija con las drogas llegó a raíz de su relación con Blake Fielder-Civil, con quien se casó en 2007 y del que se divorció en 2009. Fielder, interno en la cárcel, no ha hecho, hasta el momento, comentarios sobre la muerte de su ex, aunque su madre ha confesado que «seguro que tiene el corazón roto».

Todos los esfuerzos de la familia han quedado a un lado, aunque aún no se conoce el verdadero motivo de la muerte de la artista, muchas fuentes apuntan a que una sobredosis habría sido la culpable de que la reina del soul cerrase los ojos para siempre.

«Esto no es real, estoy completamente devastado. Estoy esperando a otro avión, me voy a casa. Tengo que estar con Amy», dijo el padre de la joven al enterarse de la noticia de la muerte de su hija.

Mientras, su madre Janis, que aparentemente fue la última persona que vio a la joven antes de su muerte, permanece en estado de shock. «Amy siempre me decía 'Mamá te quiero' cuando nos despedíamos», confesaba.

Testimonios

Aunque aún no se ha enviado ningún comunicado oficial que esclarezca los motivos de la repentina muerte de Amy, la web 'Daily Mail' ya ha conseguido testimonios que aclaran detalles sobre el caso.

Una fuente ha asegurado que vio a Amy comprando éxtasis, cocaína y ketamina el viernes pasadas las 10.30 de la noche. «Amy había decidido tener una gran noche de viernes», añadía.

Hasta el momento no se conoce si la chica iba sola o pasó la noche acompañada de alguien, pero las personas que aseguran haberla visto confiesan que no vieron a nadie con Amy.

Mezcla fatal

Mientras los rumores saltan como la espuma, el diario 'Sunday Mirror' ha hablado con algunos amigos de la estrella. Estos creen que la muerte de Winehouse se ha producido por la «mezcla de una mala píldora de éxtasis con una gran cantidad de alcohol».

«Una sobredosis de éxtasis», confiesa otro amigo que cree que «la pastilla no era fiable, pero que Amy podía tomar cocaína hasta que las ranas críen pelo».

Con este tipo de testimonios solo queda esperar a la versión oficial, que llegará a los medios una vez que los médicos hayan realizado su autopsia.

Etiquetas