Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CINE

El ciclo La Buena Estrella alcanza su sesión número 100 con Fernando Trueba

El director acude hoy al Paraninfo de la Universidad para participar en un coloquio sobre su última película, 'Chico y Rita'.

Fernando Trueba, el pasado 2 de marzo en Miami.
El ciclo La Buena Estrella alcanza su sesión número 100 con Fernando Trueba
EFE

«La Buena Estrella la inauguramos con una película de Fernando Trueba, 'El embrujo de Shanghai', pero en aquella ocasión vinieron los actores, Antonio Resines y Jorge Sanz. En cambio, mañana (por hoy), que se cumple la sesión número 100, Fernando sí que podrá venir». Quien habla es Luis Alegre, coordinador de La Buena Estrella, el ciclo de cine que desde 2002 se desarrolla en la Universidad de Zaragoza. En la cita de esta tarde, a las 20.00 en el Paraninfo, Trueba hablará sobre su último trabajo, 'Chico y Rita', una película de animación que codirigió con el dibujante Javier Mariscal.

Han pasado ya nueve años desde que la Universidad impulsase este ciclo, aunque Alegre señala un antecedente de La Buena Estrella. «En realidad todo esto parte de otro ciclo, Yo Confieso, que lo celebramos en el año del centenario del cine español (1996) y que, como tuvo éxito, lo alargamos hasta 1999». Tres años después la Universidad de Zaragoza le propuso retomar aquello del séptimo arte... y hasta ahora. «La diferencia es que, mientras en el Yo Confieso daba igual si los actores y directores que venían estaban de promoción, en La Buena Estrella charlan sobre películas que acaban de estrenar», señala Alegre.

Desde entonces, unas 175 personalidades del cine (entre directores, actores, productores y músicos) han despachado con el público zaragozano sobre sus trabajos más recientes. La lista es tan larga como llena de personajes populares y entre ellos están Penélope Cruz, Bigas Luna, Álex de la Iglesia o Isabel Coixet. Al ciclo acuden desde universitarios hasta aprendices de cine con guiones bajo el brazo, pasando por admiradores que hacen largas colas para hablar con sus actores preferidos. «A ellos les gusta sentir el contacto con la gente. Muchas preguntas tienen que ver con la trastienda y entresijos de los rodajes», precisa Alegre.

Alegre guarda un especial recuerdo de dos sesiones: la que celebró en 2002 con Luis García Berlanga y otra, en 2006, con Rafael Azcona. «Cuando estuvo Berlanga, el mismo rector vino a saludarle. En el caso de Azcona, pasó que ambos somos muy aficionados a la siesta, así que antes del encuentro con la prensa y el coloquio nos echamos a dormir en el mismo restaurante».

¿Y tiene La Buena Estrella cuerda para rato? El coordinador del ciclo no lo duda. «Yo, mientras pueda, lo pienso seguir manteniendo. Creo que beneficia a la Universidad y a Zaragoza. Con un coste ridículo, que es la comida y la estancia de los actores y directores, obtenemos una increíble rentabilidad cultural y social».

Etiquetas