Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CINE

Fallece la actriz francesa Annie Girardot

La artista, intérprete de clásicos como 'Rocco y sus hermanos', 'La Pianista' y 'Los Misérables', ha muerto a los 79 años en el hospital Lariboisière de Paris.

La actriz francesa Annie Girardot en 2005
La actriz francesa Annie Girardot en 2005

La actriz francesa Annie Girardot ha muerto a la edad de 79 años en el hospital Lariboisière à Paris, informaron medios locales.

La artista, intérprete entre otros clásicos del cine de 'Rocco y sus hermanos' (1960), de Luchino Visconti, que trabajó, entre otros directores con Claude Lelouch y Jacques Audiard, sufría desde 2006 del mal de Alzheimer, según reveló en aquel entonces su hija, Giulia Salvatori.

En esta ocasión fue la nieta de la actriz, Lola Vogel, quien informó a la prensa de que su abuela dejó este mundo «apaciblemente».

Girardot, que en 2008 brindó su testimonio sobre la enfermedad en el documental «Annie Giardot, Ainsi va la vie», de Nicolas Baulieu, se mantuvo en activo en el cine hasta 2007, cuando trabajó a las órdenes de Élisabeth Löchen en «Christian».

En 2001 interpretó uno de sus últimos grandes papeles, en 'La Pianista', de Michael Haneke, película con la que obtuvo el tercer César de su carrera, en esa ocasión a la mejor actriz de un papel secundario, al igual que en 1996 por su papel en 'Los Misérables', de Claude Lelouch.

En 1977, su trabajo en 'La vida privada de la doctora Françoise Gailland', de Jean-Louis Bertucelli, le dio su primer César, en esa primera ocasión, fue a la mejor actriz.

La que fuese una de las actrices más queridas y populares en Francia en la década de los años 70, conoció una carrera de inició fulgurante, con la que atravesó períodos tocados por la gracia, pero también momentos bajos.

El director Claude Lelouche fue hoy uno de las primeros amigos de la actriz en rendirle homenaje.

Annie Girardot «estaba constantemente en la emoción, era totalmente auténtica», explicó el cineasta en la emisora France Info.

Tenía algunos puntos en común con (la cantante) Edith Piaf, era alguien que «estaba en lo esencial, ahí donde tenía que estar, en el corazón de su público», una gran actriz y una gran mujer que «nunca practicó el 'star system'» ni dejó de ser «un ser humano», añadió.

Para el ministro francés de Cultura, Frédéric Mitterrand, la desaparición de esta «inmensa actriz» y «dama de gran corazón», es un «momento doloroso para el cine, que pierde una de sus estrellas», pero también para el público, «con quien mantenía una larga y cálida complicidad».

«Fiel hasta el final a su amor por el cine»

Quemó la escena «como quemó la vida», agregó el ministro y gran cinéfilo en un comunicado en el que glosaba su «humanidad», su «profundidad dramática» y su admirable combate contra el Alzheimer, «fiel hasta el final a su amor por el cine».

«Tres César, más de 150 filmes, un papel fetiche interpretado durante cerca de treinta años en el teatro, 'Madame Marguerite', la gran carrera de Annie Girardot está sembrada de laureles, felicidad y también de momentos de fragilidad y de emoción», destacó.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, rindió por su parte homenaje «a una de las más inolvidables figuras del cine francés de los últimos cincuenta años» y también europeo, desde que encarnase el papel de Nadia en 'Rocco e i suoi fratelli' (1960), resaltó.

Sarkozy celebró su trabajo en el cine pero también sus interpretaciones teatrales de los clásicos, en la Comèdie-Française, que, recordó, dejó para dedicarse al séptimo arte.

El último testimonio de la generosidad con la que afrontó su trabajo y su vida, lo dio al aceptar ser filmada para un documental sobre la enfermedad de Alzheimer, añadió.

El alcalde de París homenajeó a la «inmensa figura del teatro y del cine francés», a su «cachondeo», su personalidad, su sonrisa y su inimitable voz, que «atravesaron las décadas para marcar profundamente la cultura de nuestro país».

Fue difícil «saber si le hacía un regalo o no con ese filme», dijo a France-Info la cantante, actriz y directora de cine Jane Birkin, quien la dirigió en 2007, en 'Boxes', cuando la enfermedad estaba ya muy avanzada.

Birkin elogió su «fascinante personalidad», su belleza y también el modernismo de su estilo interpretativo «tan poco común».

Entre las múltiples reacciones a la muerte de la actriz, que también están invadiendo las redes sociales, la Academia de las Artes y Técnicas del Cine, que otorga los premios César, rindió «con gran tristeza y mucha emoción» un último homenaje a esta actriz «única, intensa y rara».

«Unánimemente reconocida y apreciada por toda la comunidad del cine, deja un inmenso vacío», tras haber encarnado «40 años de cine a partir de la década de los 60», añadió la Academia.

Etiquetas