Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

JAVIER BARDEM, ACTOR

«Es una lotería: hay que poner distancia y no confundirse»

Entregará los Óscar al mejor guión original y adaptado, y es a su vez candidato a recibir la estatuilla por su trabajo en 'Biutiful'. Si la gana, dedicará el premio a sus compañeros de profesión.

¿Cómo se siente con su tercera nominación?

Es un subidón. Intento no enterarme de las quinielas y que no me cuenten nada, pero es imposible. Es una lotería y por eso creo que no es bueno excederse, nos perderíamos la grandeza del presente, que es ser candidato por una película en español. Eso ya es una gran victoria.

¿Le confunde tanta admiración por parte de los compañeros?

Ya he estado en esa situación tres veces ('Antes que anochezca', 'No es país para viejos' y 'Mar adentro') y conozco cuál es el proceso. Sé qué hay dentro, cómo se mueve. Y la verdad es que es muy extraño. Está muy bien y hace mucha ilusión porque a todos nos gusta que nos den premios y que nos halaguen, pero hay que poner distancia para no confundirse.

Si gana el Óscar, ¿a quién se lo va a dedicar?

A muchísima gente. El otro día en los Goya me puse muy nervioso porque estaba delante de mi profesión, mi gente, mi país. Quise decir una frase que no acabé, que recibía el Goya como un abrazo por parte de mis compañeros de profesión y que eso significa mucho para mí. En caso de que sucediese el milagro, cosa que no creo, se lo dedicaría a los mismos.

¿Cómo ha cambiado tu perspectiva de Hollywood?

Se habla de Hollywood como un monstruo enorme que devora. Esta es una industria donde hay cabida para mucha gente. Comparándome con hace diez años, ahora estoy más cómodo, tranquilo y relajado. No me había dado cuenta de que habían pasado diez años.

Los directores se pelean por trabajar con usted. ¿Es difícil escoger el guión correcto?

Sí, pero he tenido la grandísima suerte de que había siempre alguien con material interesante ofreciéndome una oportunidad. Luego sí me he preparado bien. Nunca he hecho un papel por ser efectista, sino porque tenía una necesidad real de contar una historia, por lo que fuera.

Etiquetas