Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

ESTRENOS DE CINE

El borrachín tuerto y los hermanos Coen

Jeff Bridges interpreta un papel que ya inmortalizó John Wayne en ?Valor de ley?, ?western? de los de antes que opta a diez Oscars. También se estrenan ?Winter?s bone?, joya ?indie? candidata a cuatro estatuillas; ?El santuario?, ?Sed de venganza? y ?Territorio prohibido?.

Jeff Bridges en una escena de 'Valor de ley'
El borrachín tuerto y los Coen
PARAMOUNT

Los hermanos Coen siguen en racha y se instalan de nuevo en el olimpo dorado de Hollywood con ‘Valor de Ley’, película del Oeste nominada a diez Oscars, la segunda con más candidaturas detrás de ‘El discurso del rey’. Entre otras, aspira a la estatuilla a la mejor película, dirección, actor protagonista y actriz secundaria. Jeff Bridges vuelve a estar genial interpretando a un borrachín tuerto que ya inmortalizó en la gran pantalla hace 40 años el mítico John Wayne, papel por el que recibió su único Oscar.

El filme, presentado ayer en Berlín, es en la práctica un ‘remake’ de un clásico con el mismo título de Henry Hathaway, aunque Ethan y Joel Coen matizan que es una nueva adaptación de la novela de Charles Pontis en la que se basaba el original. ‘Remake’ o no, es un largometraje con aroma a los ‘western’ de antaño, si bien se nota el estilo Coen en sus pinceladas de humor (no desmadrado como en ‘Quemar después de leer’). En ‘Valor de ley’, una joven (Hailee Steinfeld, merecidamente nominada al Óscar) de 14 años está empeñada en que el rufián que mató a su padre pague por ello. Por eso contrata a Rooster Cogburn (Bridges), un especialista con más apego al alcohol que a otra cosa. Al viaje en busca del asesino también se suma un agente de la ley (Matt Damon). El elenco se completa con Joshn Brolin.

¿Por qué acumula diez nominaciones? Porque es una película bien dirigida, mejor interpretada y con una buena historia. Simple pero claro. Unas características que por desgracia no siempre abundan en la industria estadounidense.

La joyita de 2010

‘Winter’s bone’ es la última sensación del cine ‘indie’ estadounidense (en su vertiente más auténtica) y, según los críticos, una joya que los aficionados no deberían perderse. Triunfó en Sundance, donde se llevó el premio del jurado, y opta nada menos que a cuatro Oscars, entre ellos el de mejor película. Un gran mérito para una obra, la segunda de la directora Debra Granik, destinada a los círculos de exhibición minoritarios. Basada en una novela de Daniel Woodrel y ambientada en las montañas Ozark de Missouri, muestra cómo una joven ha de ocuparse de su familia mientras intenta evitar el embargo de su casa, situación a la que han llegado por culpa de su padre desaparecido. Este drama, con aires de ‘thriller’ e incluso del ‘western’, se apoya en una historia profunda, de verdad, el guión y las interpretaciones. Atención al recital de su joven protagonista, Jennifer Lawrence, candidata al Óscar.

Aviso para navegantes: aunque los anuncios parezcan decir lo contrario, James Cameron no es el director de ‘El santuario’; más bien su ‘padrino’ y productor. Se trata de una película de aventuras, rodada con capital estadounidense y australiano por Alister Grierson, sobre un equipo de submarinistas que se queda atrapado en una peligrosa cueva. Richard Roxburgh (‘Moulin Rouge’) y Ioan Gruffudd (‘Los cuatro fantásticos’) son los rostros más conocidos de un filme concebido para su exhibición en 3D, lo que queda patente en sus escenas. Se agradece que aquí el formato tridimensional sí tenga sentido y no sea un mero añadido.

Comenzó su carrera subido al ring en espectáculos de ‘wrestling’, luego se convirtió en uno de los tipos duros de Hollywood y se pasó a la comedia infantil facilona. Dwayne Johnson busca reubicarse en el género de acción con ‘Sed de venganza’, de argumento simple y que va directa al grano, de ahí la simpatía que causará al aficionado: un ex presidiario no dejará títere con cabeza hasta vengar la muerte de su hermano. La película de George Tillman Jr., con el espíritu de los ‘thrillers’ de los 70, cuenta en su reparto con Billy Bob Thornton, Carla Gugino y Tom Berenger. Una pregunta: ¿qué se ha puesto el bueno de Billy Bob en la cabeza?

De tapadillo, sin apenas promoción y tras haber deambulado por el limbo de las distribuidoras, se estrena ‘Territorio prohibido’, drama de historias cruzadas sobre la inmigración ilegal en Estados Unidos. Resulta llamativo que esta producción de 2009 haya tardado tanto en proyectarse teniendo en cuenta su reparto: Harrison Ford, Ray Liotta, Ashley Judd, Jim Sturgess… Tampoco lo tuvo fácil en territorio estadounidense, puesto que las tiranteces entre los productores (los hermanos Weinstein) y el director (el interesante Wayne Kramer) estuvieron a punto de relegarla directamente al mercado del DVD.

Etiquetas