Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

MÚSICA

Arsis, 15 años de música clásica

El sello oscense apuesta por los repertorios singulares e inéditos y por los jóvenes talentosSe va a incorporar a una empresa norteamericana de descargas en la red.

Pilar Fuertes, propietaria de la empresa oscense Geaster S.L., de la que depende Arsis
Arsis, 15 años de música clásica
ESTHER CASAS

Arsis es uno de los prodigios cotidianos que ofrece Aragón de cuando en cuando. Un crítico lo ha bautizado como «un puente de sana heterodoxia». Este sello de música clásica, exquisito, independiente y tal vez minoritario, cumple 15 años y sigue suscitando elogios y asombro por doquier. Ha publicado grabaciones especiales de Bach, Mozart o Paul Hindemith, atiende la música europea y española, y siempre que puede abre un canal a los compositores o intérpretes aragoneses.

A Pilar Fuertes, propietaria de la empresa oscense Geaster S. L., de la que depende Arsis, se le ilumina el rostro cuando habla, por ejemplo, del pianista Guillermo González, de Los Músicos de Su Alteza, del grupo Enigma o del cuarteto de guitarra Terpsícore.

Pilar dirige la empresa y la discográfica con su marido Fernando Rivera, y dice que «el melómano de los dos, en realidad, es él. Y además es un apasionado del sonido».

Arsis fue la culminación de una pasión de Fernando: desde 1974 le encantaba grabar conciertos. Empezó a grabar al Orfeón de Sabiñánigo y años después daría un paso importante: se trasladarían al Festival de Música Antigua de Daroca para grabar algunos conciertos. «Contamos con la autorización de José Luis González y de todos los demás músicos, salvo uno, Pere Ros, el violagambista. Algún tiempo después, cuando creamos el sello, grabaríamos con él nuestro primer disco». Pilar recuerda que 'arsis' es la parte elevada del compás, cuando la mano se eleva al máximo, «cuando baja se llama tesis».

Grabar en sitios con personalidad

Arsis continuó perfeccionando su técnica con diversas grabaciones en el Patio de la Infanta, y así empezaron a grabar al citado Pere Ros, a los monjes de Leire y a Los Músicos de su Alteza, en concreto el álbum 'In Ictu Oculi', «que fue una grabación muy especial, en la iglesia de Zuera. Nos gusta grabar en lugares con personalidad, con un sonido peculiar, intenso, con cuerpo. Fernando es muy cuidadoso con la grabación: lo hace con sus columnas de sonido y sus altavoces, realiza tomas arriesgadas porque busca un sonido envolvente y natural, utiliza la técnica lo menos posible, y así logra grabaciones frescas. Muy de verdad. Fernando suele hacer él el trabajo, eso sí, en compañía de un director musical».

Ha dicho Fernando Rivera en uno de sus textos que la palabra que define Arsis es fidelidad: «Fidelidad a las fuentes, a la interpretación y a los espacios». En un principio, Arsis nació con el objetivo de «editar y divulgar la música antigua, hasta el Barroco, aunque poco a poco el abanico se ha ido abriendo mucho. Si grabamos a Bach, buscamos piezas y grabaciones especiales, conciertos un tanto infrecuentes. Es decir, nos interesan mucho los repertorios inéditos y los jóvenes talentos.

Por otra parte, cuidamos mucho el envoltorio del disco: Fernando realiza un 'gpack' -un formato de caja en cartulina desplegable y muy funcional- casi minimalista, donde todo ha sido cuidado al máximo: la portada, los pliegues de la página, el texto. Nuestra obsesión es la calidad: ofrecemos un producto atractivo, bien diseñado, agradable a la vista, que apetece tenerlo para tocarlo, porque es sensual y forma parte de una colección». Pilar Fuertes se siente muy feliz con una portada de Bach, con una obra de Eduardo Chillida.

Quince años en la edición

«Llevamos quince años en la edición. Y no nos va mal. No podríamos vivir solo de la venta de nuestros discos. Solemos realizar una tirada de mil ejemplares por disco, y vender eso es muy difícil. Está el mercado muy saturado y una cifra así no la vende ni Jordi Savall. Además, las tiendas de música están desapareciendo y el espacio dedicado a la música clásica en la grandes superficies es cada vez menor», señala Pilar.

Recuerda que Geaster S. L. tiene otras dos marcas: Talpa, dedicada a la música folk, donde han publicado discos Hato de Foces o La Birolla, y Prion, que se dedica a las cosas contratadas y a los encargos.

Entre las tres colecciones, Geaster ha publicado alrededor de 150 títulos. Ha logrado colocar sus discos en España y en el extranjero, ha organizado el Ciclo de Música de Roda de Isábena, entre 2000 y 2005, y organiza el Mayo Musical de la Colegiata de Santa María la Mayor de Bolea, que celebró el pasado año su décimo aniversario.

«Colaboramos con Turismo de Aragón en la organización de este evento que también se celebrará este año; se hace todos los sábados de mayo a las ocho. Allí vienen artistas nacionales, internacionales y aragoneses, y unos 200 espectadores por concierto. Viene público de Europa, de diversos lugares de España y de Aragón».

Toda la discografía de Arsis está incorporada a la programación de Radio Clásica y a otras emisoras europeas. «Ahora vamos a ingresar en el mercado virtual para descargas en la red con una única empresa en todo el mundo: la Iosa Alliance de Estados Unidos. El disco lleva camino de ser un artículo de lujo, y los músicos lo saben pero a quienes publican con nosotros les interesa mucho mucho seguir grabando y esa difusión por internet». Afincado en Alerre desde 2000, el sello Arsis llega a casi todos los rincones del planeta.

Etiquetas